Publicaba ayer diario publico esta noticia y en ella se dice literalmente que “El gabinete de crisis de Mariano Rajoy no entendía las dimensiones del desastre, hasta que el teléfono de la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría sonó.” Quien llamó fue Iceta. Y dicen que su llamada, junto a las imágenes que se empezaban a ver en el plano internacional, fueron determinantes para frenar las cargas.

No dicen nada de la supuesta llamada que Merkel realizó. No. Atribuyen a Iceta tal labor. Añaden además que alguien sostiene que Iceta amenazó con apelar a que los votantes del PSC y Podemos salieran a votar si las cargas no paraban. Pero esta afirmación ya la ha desmentido el lider del PSC.

Llama la atención que esta información aparezca un año después. Y además que aparezca en exclusiva cuando otros medios, como el confidencial, informaron al respecto hace un año. Y desde luego, no en este tono, sino más bien en el de las llamadas y declaraciones que realizaron distintos líderes políticos durante la jornada del 1 de octubre de 2017.

Es llamativo cómo un año después Iceta quiere aparecer como el obrador del “milagro”, cosa que además tampoco es cierta, porque siguieron algunas cargas policiales durante la tarde (aunque de menor intensidad). Este intento de blanqueo no tiene más recorrido que la preparación de la campaña electoral.

Lo que llama la atención es que nadie cuente qué sucedió para que el Psoe plantease la reprobación de Soraya Saenz de Santamaría y la retirase una semana después. Jamás se explicó el giro. Como todavía no se ha presentado el informe que el Consejo de Europa exigió a España hace un año, con la finalidad de clarificar por qué los agentes de la Policia Nacional y de la Guardia Civil actuaron del modo en que lo hicieron: cuáles fueron las órdenes que recibieron y de quién.

Es evidente que ahora que en todo el mundo han visto lo que sucedió el 1 de octubre, que están conociendo la represión de España contra personas pacíficas, y que ya no cuela la versión del gobierno anterior (esa que intentó decirle al mundo que no hubo cargas, que todas las imágenes eran falsas), al Psoe le toca recoger velas y tratar de blanquear el apoyo que explícitamente dieron a Rajoy en su cruzada antisoberanista.

Lo único malo es que ya nos conocemos y esta no cuela. Ni bailando.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 2 =