El grupo Banco Sabadell ha cerrado la primera mitad de 2016 con un incremento de su beneficio neto atribuido del 20,7%, hasta los 425,3 millones de euros. En los primeros seis meses del año, el margen de intereses se ha situado en los 1.942,5 millones de euros, lo que supone una mejora del 49,5% interanual.

El segundo trimestre de 2016 se ha caracterizado por la resistencia de los ingresos, tanto en el margen de intereses como en comisiones, así como por el crecimiento del stock bruto de crédito por primera vez desde 2012. Además, se ha mantenido el buen ritmo en la contención de costes y ha continuado la mejora en la actividad comercial.

El ratio de Common Equity Tier 1 (CET 1) phase-in se sitúa a 30 de junio de 2016 en el 11,9% y en términos fully loaded alcanza el 11,8%.

Las comisiones reflejan un crecimiento tanto interanual como intertrimestral por la favorable evolución del conjunto de la actividad comercial. Los ingresos por comisiones suben en términos interanuales un +15,3% (+5,3% intertrimestral). Destaca el incremento de los ingresos por comisiones de fondos de inversión, comercialización de fondos de pensiones y seguros y gestión de patrimonios, que en su conjunto crecen un 30,4% en relación con el segundo trimestre de 2015.

La morosidad cae al nivel más bajo desde comienzos de 2012

El ratio de morosidad del grupo continúa su senda decreciente y ya se encuentra en su nivel más bajo desde comienzos de 2012, gracias a la continua reducción de activos dudosos durante el segundo trimestre. A lo largo de los últimos tres meses, se ha reducido en 67 puntos básicos y, en los últimos 12 meses la reducción asciende a 218 puntos básicos, hasta el 6,83% en términos de grupo. La cobertura de dudosos se sitúa en el 54,08% al cierre del segundo trimestre de 2016.

Los activos dudosos han disminuido en 1.039,3 millones de euros en términos intertrimestrales y, a cierre del segundo trimestre de 2016, el saldo de riesgos dudosos asciende a 10.634,8 millones de euros. En cuanto al conjunto de los activos problemáticos, se han reducido en 967,9 millones de euros en términos intertrimestrales y, a cierre del segundo trimestre, el saldo de activos problemáticos se sitúa en 19.899,5 millones de euros. El volumen de activos problemáticos se ha reducido en los últimos doce meses en 3.289,5 millones de euros.

Las provisiones realizadas durante la primera mitad del año totalizan 901,8 millones de euros, lo que supone una reducción del 48,4% en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando ascendieron a 1.749,1 millones de euros.

Al cierre del segundo trimestre de 2016, los resultados por operaciones financieras (ROF) totalizan 502,8 millones de euros (excluyendo TSB totalizan 447,9 millones de euros) e incluyen, entre otros, 355,2 millones de euros por venta de activos financieros disponibles para la venta de renta fija y 109,5 millones de euros por la operación de compra sobre la totalidad de las acciones de Visa Europe por parte de Visa Inc.

Crece el stock de crédito bruto por primera vez en cuatro años

Los volúmenes de crédito vivo han crecido un 3,2% al cierre del segundo trimestre de 2016 en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente. Frente al trimestre anterior, crecen en un 0,8%. Un incremento que se produce aplicando además una estrategia de precios prudente.

La inversión crediticia bruta, excluyendo la adquisición temporal de activos, el saldo de activos dudosos y los ajustes por periodificación, cierra en el segundo trimestre de 2016 con un saldo de 139.343,3 millones de euros.

El total de recursos de clientes de fuera de balance asciende a 37.555,1 millones de euros a cierre del segundo trimestre de 2016 y crece un 6,1% con respecto al año anterior. En términos intertrimestrales, crece un 1,2%. El patrimonio en fondos de inversión, que a 30 de junio de 2016 se sitúa en 21.130,7 millones de euros, representa un incremento del 4,5% interanual.

Las cuotas de mercado siguen mejorando durante el segundo trimestre. Destaca el incremento en la cuota de tarjetas de crédito, que supera el 7,3%, y seguros de vida, en el 5,3%.

Internacionalización: TSB y México

TSB sigue comportándose mejor de lo esperado en su plan estratégico y ha arrojado en esta primera mitad del año unos resultados que son el reflejo de la fortaleza de su balance y que muestran el crecimiento en depósitos. El beneficio de gestión antes de impuestos (excluyendo extraordinarios) se ha más que duplicado en términos interanuales, hasta los 107,7 millones de libras, lo que supone un incremento del 144,8% frente a la primera mitad de 2015.

Recientemente, TSB ha sido elegido como el “banco británico más recomendado” por el estudio independiente de BDRC, compañía de análisis de mercado, mientras que el plan de integración y migración sigue desarrollándose en línea con las previsiones.

En México, el banco obtuvo la licencia bancaria el año pasado y arrancó la actividad como entidad financiera el 4 de enero de 2016. En apenas seis meses, la entidad se ha posicionado en el Top7 en concesión de crédito a empresas en el país norteamericano y ha superado de manera significativa la previsión de crecimiento de sus volúmenes.

Ha captado en seis meses más de 100 clientes en Banca de Empresas y ha colocado crédito por encima de 1.500 millones de pesos mexicanos (96 millones de dólares) y por encima de 22.000 millones (1.336 millones) en Banca Corporativa. Banco Sabadell aspira a ser un jugador relevante en el mercado mexicano, gracias a unos ambiciosos planes de expansión y crecimiento futuro.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − dos =