Desde hace semanas Diario16 lo tenía claro y así lo ha ido denunciando en todo su grupo editorial. El Banco Popular se hunde por una mala gestión, o nula gestión, de Emilio Saracho, el Ministro De Guindo, el BdE …, según denuncian los propios trabajadores a través del comunicado de CGT.

La entidad financiera ha vivido otra sesión de fuertes caídas en la Bolsa en este inicio de semana. De hecho, tras arrancar la sesión con ganancias del 5%, la entidad se ha desplomado un 14%, ampliadas al 17% pasado el mediodía y siguiendo la tónica de días anteriores, en los que llegó a caer un 27% intradía en algún momento.

Las dudas sobre su futuro han provocado un día más, y ya van seis consecutivos, que los inversores huyen en masa del Banco Popular, que solo esta semana se ha hundido un 38,17 %, lo que se traduce en la pérdida de más de mil millones en bolsa.

Este desplome se suma al de las dos últimas sesiones en bolsa, con lo que Banco pierde ya un 50% de su valor bursátil en la última semana. Con este nuevo derrumbe, la capitalización se sitúa cerca de los 1.400 millones, frente a los 3.000 millones que valía hace pocas sesiones.

Desde que comenzó el año, la entidad, cuyos niveles de solvencia y liquidez siguen estando por encima de los mínimos regulatorios, ha perdido el 55 % de su valor después de que sus acciones hayan cerrado esta última sesión en 0,413 euros, según fuentes bursátiles.

Los rumores desde el miércoles sobre una posible intervención europea han dado la puntilla a un valor muy volátil, sin que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) haya decidido actuar, pues el argumento de su presidente, Sebastián Albella, es que hay que dejar trabajar al mercado.

De nada ha servido tampoco el mensaje de “tranquilidad absoluta” sobre la situación del Banco Popular lanzado por el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, a pocos días de que la cúpula de la entidad se reúna con el BCE para hablar de su situación.

La entidad sigue barajando tres escenarios encima de la mesa para resolver su crisis: la fusión, una ampliación de capital que cada vez parece más difícil o la venta de ciertos negocios, con el objetivo de elegir la mejor salida antes de finales de junio.

En un primer momento se planteó el 10 de junio como la fecha tope para tomar una decisión, aunque la entidad habría alargado ese plazo hasta el cierre de junio con el fin de poder aportar más información a los competidores interesados en Popular.

El Banco Santander, BBVA y Bankia son las entidades que más han estudiado los números de Popular, si bien con el paso de las semanas solo las dos grandes entidades se han ido perfilando como las mejores posicionadas para hacerse con la entidad, lo que mete aún más presión al valor.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUn nuevo fichaje del Real Madrid, denunciado por agresión sexual
Artículo siguienteTrump, Rajoy y el cambio climático
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve − 3 =