El Banco Popular ha enviado esta noche un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que “desmiente categóricamente que haya encargado la venta urgente del Banco, exista un riesgo de quiebra del banco y el presidente del Consejo de Administración haya comunicado a otras entidades financieras la necesidad inminente de fondos ante una fuga masiva de depósitos”.

De esta manera, la entidad ha respondido a una información publicada por El Confidencial y según la cual el presidente, Emilio Saracho, habría encargado la venta urgente de Popular a JP Morgan y Lazard ante el riesgo de quiebra existente.

Asimismo, Banco Popular destaca que “al cierre del trimestre, tal y como se informó la semana pasada, el patrimonio neto del banco ascendía a 10.777 millones de euros y la ratio de capital total se situaba en 11,91%, por encima de las exigencias regulatorias“.

El hecho relevante añade que “es falso igualmente que haya datos de la Asociación Española de Banca que manifiesten que el banco perdiera 6.000 millones de euros de depósitos en el mes de enero” y “tampoco es cierto que el banco haya desistido de los procesos de desinversión de activos no estratégicos iniciados, los cuales siguen su curso normal”. Este proceso incluye, entre otros aspectos, la venta de una cartera de 500 millones de euros en activos dañados que tiene como potenciales interesados a fondos especializados en comprarlos a bajo precio para rentabilizarlos después, tal y como publicó este periódico.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =