El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, que en numerosas ocasiones afirmó con contundencia que pagaba “religiosamente” todos sus impuestos, fue multado por la Agencia Tributaria en 2016 por utilizar una sociedad para pagar menos por sus ingresos. Hacienda abrió una inspección a Aznar por usar una sociedad para facturar sus actividades profesionales y tributar así a través del impuesto de sociedades y no a través del IRPF. El resultado de la inspección fue una multa de 70.000 euros y una liquidación complementaria de casi 200.000 euros. José María Aznar también cometió fraude fiscal.

La polémica está servida, tras la dimisión del ya exministro de cultura y deportes de Sánchez, Màxim Huerta, por una condena por fraude fiscal, vuelve a ser noticia que José María Aznar, el que amenazaba hace unos días con volver y se ofrecía a reconstruir el centro-derecha, tuvo que pagar a Hacienda por haber realizado la misma práctica que tanto criticaron desde las filas del Partido Popular y que desencadenó en la dimisión de Huerta.

Ahora bien, conviene establecer un diferencia, José María Aznar entró en Hacienda a mediados de los 70 como inspector de Finanzas del Estado, por tanto sabía perfectamente lo que hacía y, además, a diferencia del caso de Huerta, la empresa de los Aznar Botella no acudió a los tribunales para interponer recurso contencioso-administrativo sino que firmó un acta de conformidad por los ingresos no declarados en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente a los ejercicios 2011 y 2012. Es por eso que el ex titular de Cultura, que sí recurrió vía judicial la cantidad que le reclamaba Hacienda, tiene una sentencia condenatoria y el expresidente del gobierno, José María Aznar, no.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. El titular es tendencioso.
    Aznar no cometió fraude fiscal. En una inspección rutinaria se dan diferencias de criterios impositivos. Se llega a un acuerdo, se firma el acta de conformidad y se paga la cantidad acordada.
    Distinto es lo de Huerta que sí fue avisado de la ilegalidad (a ojos de Hacienda) que cometía y no hizo caso a sabiendas de la ilegalidad.
    Bueno su intento de igualar pero no cuela.

    • 270.00 euros de multa no una inspección rutinaria, eso para empezar , y segundo Maxim no estaba en política cuando defraudó y Aznar si, es más, nos daba lecciones de ejemplaridad que suele ser muy habitual entre dictadores fascistas. Sólo hay que ver la boda de su hija…era una quedada de delincuentes, el yerno otro ladrón…y la mujer puf…lo de la botella…una analfabeta enchufada que jodió unas olímpiadas y todo lo que tocó..defender a esta gentuza es propio tener una esvástica por cerebro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =