El portazo de José María Aznar ha generado la dispersión de un rumor en los mentideros políticos madrileños sobre la creación de un nuevo partido político. Que parte de los promotores financieros de Ciudadanos se hayan retirado del partido naranja, no hace sino aumentar las sospechas. La encuesta de El Español, por cierto mal diseñada y ejecutada, no es sino un paso más de ciertos poderes fácticos a los que no les importarían que el consejero de News Corp. volviese. Pero, según fuentes cercanas al ex-presidente, no lo contempla a corto plazo. Como ya dijo Diario16 perdería mucho dinero. Y el euro es el euro.

 

La pérdida de los valores y del cariño

Aznar, según esas mismas fuentes, tiene dos quejas principales contra la nueva dirección del Partido Popular, que al final puede ser entendida como una. Primera, que todos sus esfuerzos ideológicos, de FAES, no se están teniendo en cuenta. Ni para solventar la crisis económica, ni para restituir la moralidad en España. Fiel seguidor del neoconservadurismo estadounidense, el ex-presidente siente que el PP ha hecho un viraje hacia posiciones liberales. Entiende que ese buenismo del actual PP, esa defensa del Estado Minotauro y de la bioideología se separan de los valores tradicionales de familia, seguridad, Dios y lucha contra todo lo que suene a progresía.

Segunda, el ex-presidente entiende que su partido le ha tratado mal personalmente. Los nuevos cargos no le tienen como referente político máximo. Y sus antiguos compañeros le ignoran en muchas ocasiones. Querría que le idolatrasen y reverenciasen, pero es otro “jarrón chino”. Claro que para los nuevos dirigentes populares Aznar es el culpable político de todos los casos de corrupción que ahora les atormentan a ellos. Las autopistas radiales, la Gürtel, todas las tramas de Valencia, el YAK-42 y demás son todas de su época y su gente. Entienden, en el seno de Génova, que cuanto más lejos mejor. Porque no hay día en que se levanten con una nueva sorpresa del aznarismo.

 

El lobbyista de Poder

Para Aznar volver a la política, en un nuevo partido, le supondría perder mucha de su influencia política en el mundo conservador. Especialmente en Latinoamérica. En estos años ha ido generando un entramado de redes políticas con casi todas las fundaciones conservadoras de América Latina y de Estados Unidos. El mundo neocon se ha movido en favor de la globalización económica, contra la pérdida de valores tradicionales y en favor de la lucha contra el terrorismo. Y Aznar se ha movido con ellos pero el PP no.

De todo esto a Aznar lo que le importa es realmente tener Poder para seguir decidiendo. Y con su trabajo como presidente de varios “grupos de pensamiento” lo tiene. Y, además, le reporta pingües beneficios. Por cada conferencia cobra. En cada viaje cobra. En cada charla cobra. Pero sobre todo influye o lo intenta. Con ver su página web o la de FAES se pueden conocer casi todos sus movimientos al respecto.

Y para eso ¿le basta con FAES? Sí. Desde la fundación que dirige tiene un gran entramado de relaciones a su completa disposición. Estas son algunas de esas fundaciones o think tanks sobre los que tiene influencia, especialmente en América Latina.

Fundación Libertad (Argentina): Dedicada a la transmisión de los valores de la libertad y lo empresarial. Entre sus pensadores de culto se encuentran Mario Vargas Llosa, James Buchanan, Jean François Revel o Paul Johnson (famoso por llamar fascistas a los sindicalistas británicos, escritor de los discursos de Margaret Thatcher y gran crítico del relativismo moral).

Pensamiento Siglo XXI (Colombia): Fundación vinculada al Partido Conservador Colombiano, más allá del uribismo, y que defiende los valores neoconservadores.

Movimiento Cristiano de Liberación (Cuba): Asociación anticastrista vinculada al represaliado Oswaldo Payá. Como organización, el MCL tiene sus raíces en una visión   del   mundo   demócrata cristiana de justicia social.

Cuban American National Foundation (USA-Cuba): Asociación creada por Mas Canosa, quien participó en la fracasada toma de Bahía Cochinos y formó parte de la CIA.

Avanza Chile: Fundación similar a FAES creada por el ex-presidente chileno Sebastián Piñera. De corte neoconservador.

Fundación Rafael Preciado Hernández (México): Fundación vinculada al Partido de Acción Nacional (PAN). De orientación neoconservadora.

 

Los amigos estadounidenses de Aznar

Los vínculos con Latinoamérica le sirven para influir, pero donde realmente se siente entre iguales es con los think tanks y lobbies estadounidenses. Todos ellos de orientación neoconservadora, es decir, libre mercado, gobierno mínimo, libertad individual, valores tradicionales y lucha contra el enemigo exterior.

Heritage Foundation: Fundación cercana a los postulados del Tea Party.

International Republican Institute: Fundación de John McCain

National Democratic Institute: Fundación de Madeleine K. Albright.

American Jewish Committee: Luchan contra el antisemitismo en el mundo, son un potente grupo de presión en favor de las posturas de Israel y contra la amenaza islámica.

Congresional Hispanic Leadership Institute: Hispanos del partido republicano y vinculada a Coca Cola.

 

Sus joyas de la Corona

Si desde FAES ha ido creando estas redes de confluencia ideológica y crematística, el verdadero orgullo de José María Aznar es pertenecer con peso y mando a dos organizaciones que le permiten situarse como el muñidor de las políticas públicas conservadoras en medio mundo.

Concordia (USA): Es una organización medio think tank, medio grupo de presión que se ha creó para luchar por la libertad, apoyar los procesos de la Globalización y que se haga un trabajo conjunto entre lo público y lo privado. El fomento del capitalismo de amiguetes en un mundo globalizado diría algún crítico. Dentro de esta organización se encuentran todos los ex-presidentes neocons latinos: Álvaro Uribe (Colombia), Felipe Calderón (México); Luis Alberto Lacalle (Uruguay); Andrés Pastrana (Colombia); Sebastián Piñera (Chile); o Jorge Fernando Quiroga (Bolivia). También se encuentran miembros de otros países como Letonia, Ucrania, Australia, etc. En esta organización Aznar tiene un papel destacado como promotor de la misma.

Instituto Atlántico de Gobierno (España): Es un centro de estudios instalado en la Universidad Rey Juan Carlos I, la misma del rector plagiador y que pertenece al propio Instituto, y cuyo proyecto estrella es el Máster en Gobierno, Liderazgo y Gestión Pública. Apuntarse a este Máster cuesta 20.500 euros. Aunque lo importante es que la mayoría de sus estudiantes provienen del extranjero y son cuadros políticos de los partidos conservadores de América Latina.

Si cabe demostrar que Aznar no necesita un partido nuevo para influir sólo hay que mirar al Consejo Académico y Social del Instituto: Ernesto Zedillo (México), Mario Vargas Llosa, Carmen Iglesias, Enrique Krauze, Abel Matutes, César Alierta (Telefónica), Borja Pardo (Endesa), Josep Piqué, Juan Velarde, Javier Benjumea (Abengoa), Manuel Pizarro (El Corte Inglés), Antonio Brufau (Repsol), Ana Paula Pessoa (Brunswick Group), Guillermo Lasso (CREO), Gustavo Cisneros, André Garnier (Garnier & Garnier), Javier Monzón (ex Indra), Ángel Ron (ex Banco Popular) María Dolores Dancausa (Bankinter), Mariluz Barreiros, Nicklas Lundblad (Google), Antonio Huertas (Mapfre) o Fernando Becker (Iberdrola). Casi un quién es quién en el empresariado español.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Dinero puede ser, poder no lo creo. Hay mucha gente que está hasta el moño de Rajoy, y por aquello de “volvamos a los buenos tiempos” son capaces de votarle. Lo malo es que entonces no es como ahora.. La economía esta fatal y todo se está desmoronando. Aunque seria muy interesante saber que pasaría si el volviese, por aquello de “curiosidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − diecinueve =