Pocas cosas le producen más terror al ex presidente del Gobierno, José María Aznar, que el avance de la izquierda. Como si de la llegada del coco se tratara, el jefe del Ejecutivo español durante ocho años afirma que “La intelectualidad de izquierdas española es cero. Ni supremacía ideológica ni moral. Nosotros, los liberales, son los que hemos ganado, aunque algunos tomen caminos equivocados y se conviertan en socialdemócratas”.

“ahora dicen que tenemos que parecernos a Venezuela”

Durante la presentación y promoción de su último libro, en forma de ensayo, Aznar no defraudó al numeroso público que acudió a su feudo político, Valladolid, en un evento organizado por El Norte de Castilla. En este foro, aseguró que la derecha tiene una tendencia insoportable a pedir perdón por lo que no debe. “Le encanta disfrazarse”, manifestó.

“Dentro de estos cuarenta años de prosperidad, los ocho mejores han sido los de mi gobierno. Y ahora vienen unos y dicen que tenemos que acabar con todo eso y parecernos a Venezuela», destacó Aznar.

Para el expresidente del Gobierno, «España vive hoy el momento más grave de los últimos cuarenta años». Porque, a su juicio, la crisis actual no es coyuntural, sino «sistémica» y afecta al tuétano mismo de la democracia”.

A su juicio, «No hay institución que no haya sido dañada y algunas de manera importante. Lo más grave que está sucediendo es el fenómeno secesionista. Yes difícil explicar lo que ocurre en España. El Gobierno lo forma un partido minoritario, apoyado por radicales antisistema y secesionistas. Y todos han decidido que quieren poner boca abajo el orden constitucional. Que el Gobierno de España sea cómplice es muy grave.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorXmen
Artículo siguienteUn grupo de hombres recoge firmas de compromiso activo en la lucha contra la violencia machista
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − quince =