El primer rayo de sol calentó su persiana… y una gota de rocío se precipitó contra el alféizar. Ella agarró su móvil y desapareció dejando tras sus tacones desazón e interrogantes. Él, dormido, ni siquiera la oyó. Como tampoco había escuchado la alarma de su vida durante los últimos años. Había preferido ocultar su cabeza bajo la almohada de la indolencia. Era un avestruz con vaqueros y gafas de lejos. Era un llanero solitario perdido en una peli de naves espaciales.

Así que ella había decidido marcharse. Y él se sentía casi aliviado. Porque sabía que retenerla requería ser más hombre de lo que su indolencia le habría permitido.

Otra gota de rocío se estrelló en su ventana y al unísono, en la calle dormida, otra gota salada rodó por la mejilla de la chica de tacones. Sus dedos temblorosos no atinaban a desenmarañar las llaves de su coche, y su bolso traicionero las escondía en rincones imposibles.

Él se movió en su cama. Su mano buscó su cuerpo y sus rizos. Pero se topó con su ausencia, pegajosa e invasiva. Y nada más.

El coche arrancó finalmente calle abajo y los húmedos adoquines anunciaron su adiós.

El avestruz consiguió colocarse las gafas. Buscó su móvil. Ni rastro. Como la mujer de tacones y rizos. Como su hombría. Como la luz de sus ojos. Ni rastro.

Intentó llorar pero ni siquiera pudo. Se tapó con la mano las lentes de miopía emocional y se sintió cansado. Cansado y vacío.

Cuánto habría querido enfundarse los vaqueros y lanzarse escaleras abajo a buscarla descalzo. Habría querido decir que estaba vivo. Sin embargo, el avestruz se giró hacia el muro y fijó sus ojos en las fotos del pasado. Cuando no era un avestruz. Cuando era un cisne. Blanco, exuberante, con soberbio pecho y mirada confiada. Cuando era el rey del lago de la vida.

Entonces, sí. Entonces sí lloró.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAsí se habría evitado la intervención del Popular y la ruina de 305.000 familias
Artículo siguienteLos padres que impulsaron la ley de climatización se unen para denunciar el descenso de la calidad en los comedores
Licenciado en Ciencias de la Información. Diploma en Publicidad y Marketing. Su experiencia profesional inicia muy pronto en 1988 como locutor de 40 Principales Jerez de la Frontera y más tarde en Canal Sur Radio Cádiz. A estas emisoras se sumarán varias más durante su paso por la Universidad. Da sus primeros pasos en la televisión en 1997 como presentador de los informativos de Onda Jerez Tv, cuyo trabajo recibe el premio al Mejor Espacio informativo local del año en 1998. Más adelante ha formado parte como redactor, reportero, guionista, redactor jefe o coordinador de producción para programas de televisión de todo tipo de contenidos en España (Tve, Telecinco, Antena 3, laSexta, Eitb) e Italia (Rai Uno, Rai Due y La7). Actualmente produce espacios políticos para la televisión italiana La7 (Roma). Escribe habitualmente en su blog literario Elbestiariohumano.wordpress.com Habla español, italiano, inglés, y tiene buenas nociones de francés, euskera y catalán. La experiencia en Italia es fundamental en su carrera: A parte su experiencia en canales italianos ha sido profesor de Lengua Española en colegios públicos de Roma y alrededores. También ha sido el adaptador a la lengua española de las letras de los cantantes italianos Al Bano Carrisi y Biagio Antonacci. Es soltero y padre de un hijo de diez años que vive también en Roma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − once =