La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) vuelve a pedir a los responsables del cuerpo y al Gobierno, que tome medidas para acabar con los suicidios de agentes. Si tuviéramos que comparar las cifras del año pasado con las de este, de momento llevamos uno menos, pero en lo que llevamos de año, cuatro agentes han acabado con su vida. El último de ellos sucedió el pasado martes.

Son ya cuatro los agentes del Cuerpo que se han suicidado en lo que va de 2018 y un promedio de uno cada 12,7 días. Se trata de un dato estremecedor, si lo comparamos con la ya, de por sí, gravísima frecuencia de los últimos años, con uno cada 26 días.

Estos datos vienen a confirmar el repunte del que AUGC denomina gran drama oculto en la Guardia Civil: su elevada tasa de suicidios, que duplica de largo a la media nacional. “Se trata de una tendencia que se viene dando en los últimos años. Así, si en 2016 fueron nueve los casos, la cifra casi se duplicó al año siguiente, cuando 17 guardias civiles acabaron con su propia vida, lo que supuso un triste récord del último lustro. El comienzo de 2018, con cuatro suicidios y dos tentativas en poco más de mes y medio, nos hace temer lo peor”, según ha informado Juan Fernández, responsable de Comunicación de la asociación.

La Asociación lleva años denunciando esta situación, hablando con los grupos parlamentarios para transmitirles la necesidad de abordar este problema a través de una comisión de estudio multidisciplinar y no sólo con los mecanismos internos de la Guardia Civil.

Para AUGC una de las primeras medidas que deberían implantarse es la externalización del servicio psicológico. La asociación explica que actualmente la Guardia Civil dispone de un servicio psicológico llevado por el propio cuerpo “llevado superiores” a los que tienen que someterse a la cadena de mando “y eso no ofrece garantías a los pacientes que ven en el psicólogo a un superior, en lugar de un sanitario” con lo que el estrés laboral, continúa presente aún en estas consultas”.

Otra causa importante es que “Un guardia civil en un cuartel, es guardia civil las 24 horas del día. Si se cruza con un mando en un parque, en un restaurante, ambos sin estar de servicio, tiene que seguir el código castrense y saludarle como si estuviera de servicio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 2 =