Audi ha inaugurado la primera fábrica de automóviles de la compañía en el continente norteamericano. A partir de este momento, la marca de los cuatro aros producirá la nueva generación del Audi Q5 para el mercado mundial en San José Chiapa, en el Estado mexicano de Puebla. La planta tiene una capacidad de producción anual de aproximadamente 150.000 vehículos. De aquí a finales de año se crearán en Audi México un total de 4.200 puestos de trabajo locales.

AUDI AG es el primer fabricante de automóviles Premium que cuenta con instalaciones de producción en México. “La planta de México constituye un hito en la historia de nuestra empresa y un importante paso en nuestra internacionalización. Se trata de una de las fábricas más modernas en el continente americano. Con esta planta establecemos un emplazamiento clave para la exportación de nuestros vehículos a clientes del mundo entero”, afirma Rupert Stadler, Presidente del Consejo de Dirección de AUDI AG. El país tiene suscritos doce tratados de libre comercio en los que participan más de 50 países, y por consiguiente ofrece unas condiciones económicas ideales. México es una auténtica potencia en el sector de los automóviles y piezas de recambio.

Junto con sus colegas del Consejo de Dirección, Hubert Waltl (Producción y Logística, así como Presidente del Consejo de Administración de Audi México), Thomas Sigi (Recursos Humanos) y Bernd Martens (Compras), así como el Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el Gobernador del Estado de Puebla, Rafael Moreno Valle, y el Presidente Municipal de San José Chiapa, Josué Martínez Santos, Stadler ha dado el pistoletazo de salida para el inicio oficial de la producción del nuevo Audi Q5. “Para nosotros, esta planta es algo más que una inversión económica de más de mil millones de euros. Por encima de todo, es un compromiso con el emplazamiento y con la gente que, junto a nosotros, ha contribuido a hacer realidad este gran logro”, continuó Stadler.

“Nuestra planta en México es un perfecto ejemplo de la Audi Smart Factory. Es la primera fábrica que ponemos en marcha de manera completamente virtual, esto es, utilizando una simulación por computadora”, explica Hubert Waltl, miembro del Consejo de Dirección de Audi responsable de Producción. “Hemos optimizado toda la cadena de proceso, acometiendo este proyecto un 30 por ciento más rápido de lo habitual”. Esto ha supuesto un récord en la industria automotriz.

Audi ha utilizado tecnología de última generación en la planificación de la fábrica. En una primera fase, la planta se creó, con máxima rigurosidad en cada detalle, en un espacio virtual, en el cual planificadores que se encontraban en diferentes emplazamientos podían trabajar a la vez en la estructura de planta. Como resultado, Audi logró crear una factoría completa con nave de estampado, construcción de carrocerías, nave de pintura y línea de montaje en un área de 400 hectáreas, en un tiempo récord de tan solo tres años y medio. El equipamiento ultramoderno de la planta y la logística altamente eficiente posibilitan un volumen de producción anual de 150.000 vehículos Audi Q5. Gracias a los diversos métodos de tratamiento del agua y a la aplicación de nuevas tecnologías en la nave de pintura, la planta no generará aguas residuales. El nuevo equipamiento reducirá significativamente los consumos de agua, gas y electricidad, y hará posible un uso eficiente de los recursos en la producción.

Además, directamente en las proximidades de la planta, se estableció un parque de proveedores. Siete proveedores y prestadores de servicios logísticos han iniciado allí sus actividades, a tiempo para el inicio de la producción del Audi Q5. El parque JIS (just in sequence) garantiza distancias cortas desde los edificios de los proveedores hasta la línea de montaje, y permite la entrega puntual de componentes para el SUV Premium. En el momento de iniciar la producción, Audi adquiere más del 70 por ciento de las piezas en la región del TLCAN, y tiene previsto incrementar a largo plazo esta proporción de localización. En total, más de 100 empresas suministran ya piezas para el Audi Q5 desde emplazamientos en México.

En línea con su política de responsabilidad social, la empresa también apoya a las personas de la región. Hasta la fecha, Audi México ha contratado a más de 3.300 empleados locales. Audi prepara a sus empleados para sus futuras tareas mediante cursos de capacitación a medida en un nuevo Centro de Especialización. Ya se han impartido aproximadamente 5.300 cursos de capacitación, así como formación avanzada en sus centros de Alemania a más de 750 empleados mexicanos, quienes contaron con la ayuda de mentores experimentados. Audi México ofrece diversas posibilidades de incorporación a talentos jóvenes, como por ejemplo el sistema de formación profesional dual con aproximadamente 80 puestos de aprendizaje cada año, el programa de becarios, el programa de becas EMA (Estudiantes Mexicanos en Alemania) y el nuevo Programa de Especialistas, un programa de cualificación para personas que inician su carrera profesional y candidatos con experiencia profesional incipiente.

El nuevo Audi Q5 combina la deportividad de una berlina con un carácter versátil y un interior altamente flexible. Tanto en términos de conectividad como de eficiencia o sistemas de asistencia al conductor, el SUV de los cuatro aros establece nuevos estándares en su segmento. Hasta la fecha, la empresa ha entregado 1,6 millones de unidades del Audi Q5 a sus clientes en todo el mundo, cifra que convierte al modelo en el SUV Premium más exitoso de su segmento. El Audi Q5 también se sigue produciendo en plantas en China y la India para esos mercados locales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − nueve =