Como cada verano desde hace unos pocos años, la web especializada Footy Headlines ha adelantado los diseños de la marca Nike para vestir al Atlético de Madrid la próxima temporada, anticipándose al club madrileño, que quería darlos a conocer junto al equipo, el próximo 6 de julio.

Fecha en la que los distintos responsables y jugadores están citados en las instalaciones del Cerro del Espino en Majadahonda para dar comienzo a la pretemporada.

Footy Headlines ha adelantado las imágenes correspondientes a las dos primeras equipaciones. Para la segunda el Atlético volverá a lucir de amarillo, color predominante en toda la pieza, aunque los detalles irán en un azul que sorprendentemente no coincide con el del nuevo escudo, que hoy mismo comienza su andadura como representativo del club sito en el barrio de San Blas-Canillejas (ya no será más el de la Ribera del Manzanares, habrá que acostumbrarse).

La controversia, sin embargo, ha llegado con la primera equipación, la rojiblanca, que presenta ligeros detalles en azul y unos horrendos trazos diagonales en blanco que los diseñadores de Nike quieren vender como “zarpazos”, además de una espalda casi completamente roja, volviendo al error de bulto de hace dos temporadas, y pese al rechazo de la afición, que en estos momentos está que trina con el que entienden nefasto diseño de la marca americana de ropa deportiva.

El gusto por el diseño, calificado de horrible por la enorme mayoría de aficionados colchoneros, ha sido comparado con los que presentara en el pasado la marca rusa Bosco, vistiendo a la Selección Olímpica Española en los Juegos de Londres en 2012.

Otro ejemplo más de que la moda no sigue una tendencia popular, sino una dictadura de las marcas. La gente no comprende cómo se atreven a presentar diseños tan malos a precios descomunales. Algunas de las imposiciones para el diseño llegan desde la propia FIFA, que impone como norma que los dorsales de las camisetas se coloquen sobre un cuadro de un único color, y con el contraste suficiente como para distinguirse desde las gradas.

Otras, sin embargo, resultan sorprendentes, ya que proceden del mundo de los videojuegos, obligando a las marcas a tratar de imitar los diseños digitales de sus entregas, que en ocasiones son realmente pésimos, en lugar de trabajar con los modelos originales, para maximizar las ventas cada temporada.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − Trece =