Castigo a los “tradicionales” y éxito de los nuevos, los emergentes. Este puede ser el nuevo panorama en lo tocante al nuevo Congreso de los Diputados.

Gana el partido Popular pero pierde el apoyo de algo más de 3,7 millones de votantes.

Los socialistas también dejan algo en el camino: Alrededor de 2.5 millones de seguidores.

El gran éxito, sin duda, es para Podemos y sus asociados que logran el apoyo de mas de 4,7 millones de personas.

Pero estas elecciones dejan otras novedades, algunas con categoría de sorpresa.

Votaron más españoles que en 2011, un total de 2.125.013, y no todos votantes nuevos ni mucho menos, que suman 1.500.000.

Cinco nuevos partidos gana plaza en el palacio de la Carrera de los Jerónimos: Compromis, Ciudadanos, Podemos y sus marcas asociadas, democracia i Llibertat y En Marea.

Y otros la pierden. Por ejemplo, UPyD, (pierde casi un millón de votos) una parte de CIU, Unió, cuyo diputado “marca”, Josep Antoni Durán i Lleida deja el Congreso tras décadas de credencial y el Bloque Nacionalista Galeo. Convergencia i Unión, anterior bandera, logró en 2011 un total de 1.015.691 y en esta edición, sumando los votos de Unió y DiLL sobrepasan mínimamente los 600.000. E Izquierda Unida UP, que salva la cara, pierde 700.000 votos.

Baja en 118.387 votos Amaiur con la nueva denominación Bildu. Coalición Canaria se deja la mitad de los votos y de los diputados conservando un escaño. El Partido Animalista PACMA doblo los votos obtenidos pero no son suficientes para conseguir un acta de diputado.

Esquerra Republicana de Catalunya, prácticamente dobla los votos obtenidos en 2011, mientras que el Partido Nacionalista Vasco obtiene un resultado parejo con una ligera pérdida

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + dieciocho =