Marianela Olmedo, madre y esposa de los asesinados en Almonte.

Marianela Olmedo perdió el 27 de abril de 2013 buena parte de su vida. Su hija María, de ocho años, y su marido, Miguel Ángel, fueron asesinados salvajemente con más de 150 puñaladas por alguien que conocía el domicilio y tenía llave para entrar. Fue el primer shock, difícilmente superable para cualquier ser humano. Aún le quedaría que soportar un segundo y un tercer mazazos personales. El segundo de ellos se produjo 14 meses, cuando la Guardia Civil detuvo el 28 de junio de 2014 como presunto autor del brutal crimen a Francisco Javier Medina, con el que mantenía desde varios años antes de su separación matrimonial una relación extraconyugal por la que a día de hoy aún se la está juzgando y vilipendiando en las redes sociales.

Sólo la defensa del absuelto del doble crimen de Almonte tuvo acceso a las conversaciones filtradas de Marianela con su abogada y su psicóloga

El tercer y definitivo mazazo los sufrió Marianela durante el juicio. Su declaración ante el jurado, en la que detalló la situación de control y malos tratos psicológicos a los que presuntamente la sometía el entonces imputado y pareja suya, no sirvieron para evitar que ocho de los nueve miembros del jurado declarasen no culpable al único imputado. Pero sí sirvió en cambio para que muchos vecinos de Almonte y otros seguidores del caso la insultaran ferozmente a través de las redes sociales.

“Mala mujer”, “mala madre” o “zorra” son sólo algunos de los insultos y vejaciones que está debiendo soportar durante todo este tiempo esta mujer, hasta el punto de que los familiares de las víctimas y ella misma, unidos en el recurso de apelación contra la sentencia absolutoria que se ha interpuesto conjuntamente en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por el letrado Luis Romero, han instado a la Asociación de Mujeres Amuvi a que realice una defensa pública de Marianela a raíz de las agresiones que viene sufriendo pese a ser la madre que ha tenido que enterrar a su hija de ocho años, con más de un centenar de puñaladas en su cuerpo, y a su marido, también salvajemente asesinado.

Letrados de la defensa del absuelto por el doble crimen.
Foto: Doñana Televisión.

Esta campaña de desprestigio, insultos y vejaciones comenzó cuando el diario digital El Confidencial publicó en enero de 2015 unas conversaciones privadas, intervenidas por los investigadores del doble crimen, entre Marianela y su abogada entonces, Inmaculada Torres, y también con su psicóloga.

El TSJA decidió en febrero de 2017 anular la inclusión de estas escuchas en el procedimiento judicial abierto contra el único imputado. Consideraba el alto tribunal andaluz que “ninguna participación, ni material ni intelectual, puede imputarse a esta mujer en la muerte de su exesposo y de su hija, lo que la convierte en testigo”. Pese a ello, la filtración pública de estas conversaciones privadas, ordenadas judicialmente para despejar cualquier tipo de duda sobre la posible autoría de los crímenes, había cumplido una misión: sembrar la duda en la opinión pública sobre su participación o no en los hechos.

Diario16 ha tenido acceso a un certificado emitido por el juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de La Palma del Condado, en Huelva, que inicialmente se hizo cargo de las investigaciones del caso, en el que se constata que tanto la letrada titular de ese juzgado como la funcionaria que tenía asignada la tramitación de las diligencias previas ambas han informado que “la única parte que ha solicitado copia de las grabaciones, en particular de las conversaciones entre Marianela Olmedo y su letrada y su psicóloga, ha sido la defensa”. En concreto, esta copia fue solicitada personalmente por el letrado Juan Ángel Rivera Zarandieta, “alegando necesitarla para el adecuado ejercicio de la defensa que tiene encomendada, y le fue proporcionada a él personalmente, sin intervención alguna de la procuradora”. Recalca el auto judicial firmado por el letrado del citado juzgado de La Palma del Condado que “el único profesional de todos los intervinientes en las actuaciones al que se le ha facilitado copia de las conversaciones aludidas es el letrado Rivera Zarandieta”.

Después de la detención del ahora absuelto por la justicia, El Confidencial publicó estas conversaciones privadas intervenidas por los investigadores. La intención parecía clara.

Desde entonces, Marianela no ha dejado de sufrir el acoso y la sinrazón de muchos ciudadanos que le achacan incluso que haya abandonado el pueblo y haya trasladado su domicilio a Sevilla. Cabe recordar que durante las preguntas ejercidas por la defensa del imputado, el letrado Francisco Baena Bocanegra tuvo que escuchar el apercibimiento por parte de la jueza cuando éste intentó enseñarle a la testigo una foto en la que se veía a Marianela bailando. Se trata de una actividad terapéutica prescrita por su psicóloga para paliar el fuerte trauma sufrido y en absoluto una aparente vuelta a la normalidad diaria de esta mujer como parecía querer significar la defensa del entonces imputado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Pena me da de que se intente atacar a un periodista que está contando la realidad de una situación que los que vivimos cerca de más víctimas estamos padeciendo. BASTA YA. Respeto a las verdaderas víctimas

  2. Quien dé respaldo a los insultos y a las vejaciones no tienen cabida en esta sociedad y atacar a un periodista diciendo “que asco me das” deja mucho que desear de la persona que lo dice, porque el periodista refleja unos hechos constatables. FUERAAAAAAAAAAAAAA AL MACHISMOOOOOOOOO, FUERAAAAA A LOS QUE RESPALDAN LOS INSULTOS.

  3. Es lo que tiene mediatizar tanto un delicado asunto. Que da pie a que los que no tienen la misma opinion tambien se expresen y cada uno a su manera. Si el sr. Anibal dejara ya el microfono y peleara en donde hay que hacerlo todo el mundo. Sin quitarle su dolor, le esta guatando mucho su nuevo trabajo. Solo háy que mirar U muro para darse cuenta que se lleva todo el dia encendiendo mecha. Hay que pelear en silencio, salvo que eatuviera muy bien aconsejado para que cuanto mas mediatico lo haga, mas presion al juez. Se le nota mucho que sabe manejar los hilos de la informacion pero se le esta llengo de las manos.

  4. Sinceramente no entiendo que os ha picado con Anibal. Como hermano y tío de las victimas, considero que hace lo que cree conveniente, pedir justicia para que la muerte de sus familiares no quede impune. Más empatía necesita este mundo y así no hablaríamos tan alegremente de las cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + veinte =