Comedor ‘provisional’ del colegio Valdés Leal con pintadas ‘virtuales’ reclamando uno nuevo.

La educación pública andaluza tiene muchas goteras que reparar aunque el Gobierno andaluz niegue la mayor y ensalce a ultranza sus bondades y parabienes y lo argumente con la consiguiente lluvia de millones que destina de sus Presupuestos supuestamente a defenderla de ansias privatizadoras como pilar fundamental del Estado de bienestar. Una de estas promesas metidas en saco roto es la que vive el colegio público de educación infantil y primaria Valdés Leal, ubicado en el distrito de la Macarena de la capital andaluza, que desde diciembre de 2007, en que registró oficialmente la petición de construcción de un comedor escolar para el colegio hasta hoy mismo tanto los sucesivos gobiernos locales de PSOE y PP como los ejecutivos socialistas de la Junta han mareado sin resultados visibles el caso hasta llevarlo de nuevo a la casilla de salida diez años después. Sus alumnos siguen sin un comedor escolar con aulas y se tienen que conformar desde septiembre de 2012 con uno de “chapa”.

El ex alcalde del PP y actual ministro del Interior accedió a construir un comedor provisional en 2012, aún en funcionamiento y totalmente saturado

Tanta es la desesperación de los representantes de madres y padres del centro escolar público sevillano ante el mareo constante que han venido sufriendo de las diferentes administraciones en la última década que han decido dar visibilidad al problema utilizando las redes sociales tras sufrir el ninguneo de las diferentes administraciones.

Diez años después de promesas de todo tipo, de PSOE y Partido Popular a nivel local y también de la Administración autonómica, siempre en manos de los socialistas, los padres y madres de este centro han decidido volver a alzar la voz para que las Administraciones cumplan definitivamente lo que llevan prometiendo desde hace años.

Desde que en 2007 el Ampa del colegio demandó el comedor escolar tuvieron que pasar tres años para que el entonces líder de la oposición en el Ayuntamiento y hoy ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, reclamara al alcalde socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, la construcción del citado comedor. El caso volvió a caer en saco roto hasta que otros dos años después, en julio de 2012, ya con Zoido con el bastón de mando de la ciudad, logró el visto bueno consistorial a la construcción del comedor con la aprobación de todos los grupos municipales a excepción de la abstención del PSOE.

Pero la alegría de los padres y alumnos del colegio duró poco. Sólo unos meses después, en septiembre de 2012, el Gobierno municipal del PP decidió finalmente que el comedor se quedaría sólo en una construcción provisional de “chapa”.

Así hasta hoy mismo, en que el Ampa ha decidido de nuevo dar visibilidad a su problema utilizando el potente arma de las redes sociales. La última noticia oficial que tuvieron en el colegio de la Administración gobernada por Susana Díaz fue en marzo del pasado 2017, hace ya un año, en la que se convocó a los representantes de los padres y madres del colegio para informarles de que el comedor no se construiría.

Los más de 650 alumnos del Valdés Leal, con unos 200 usuarios del comedor “de chapa” y una capacidad legal de sólo 70, siguen sufriendo los rigores de una educación pública que se afana en loar las bondades de un sistema público que supuestamente el Gobierno de Susana Díaz dice defender de cara a la galería, pero que de puertas adentro no puede ocultar las incontables goteras que evidencia. Y esta del Valdés Leal de Sevilla es sólo una más.

Otras muchas son, por ejemplo, la falta de profesores sin sustituir del colegio Joaquín Turina, también en la capital andaluza, o la caída de varios techos en aulas de colegios públicos de la provincia, o las deficiencias o simplemente inexistencia de los sistemas de climatización tanto para el calor como para el frío en toda la comunidad, una tierra con más de 6.000 edificios de unos 4.500 centros de enseñanza públicos, los únicos de todos los que cuenta la Administración autonómica que no cuentan con sistemas de climatización.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 7 =