En verano todo va más despacio, tardamos más en reaccionar ante las noticias que nos cuesta encontrar. Porque en verano, en España, no hay noticias, o al menos eso parece.

Es en verano cuando nos cuelan las condecoraciones como las que acaba de hacer el gobierno de Sánchez al gobierno anterior, al cesado por la moción, con el collar de la Orden de Isabel la Católica . Lejos quedaron las reprobaciones, aquello de “Usted no es decente” que le espetaba Pedro a Mariano. Eso ya pasó, en la tele, y para dar una imagen de falsa disputa y falsa dureza. Porque a la hora de la verdad, vienen a hacer lo mismo de siempre. Y concretamente, esta condecoración viene a  “premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación Española con el resto de la Comunidad Internacional”. Sí, lo que acaba usted de leer. Así se premia al gobierno más corrupto, al que nos ha dejado a tres millones de niños debajo del umbral de la pobreza. A quien se ha dedicado a presionar a la Administración de justicia, a generar un conflicto en Cataluña, a hacer el ridículo internacional más espantoso. Pues a estos mismos les dan medallas. Con un par.   

Hay para todos. Porque es ahora momento de recordar que a Soraya Sáez de Santamaría se le reprobó tras las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la represión del 1 de octubre. Días después se retiró la reprobación de los del PSOE. Ahora se le da una medalla: recibirá la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III.También la percibirán los exministros Alfonso Dastis, Rafael Catalá, María Dolores de Cospedal, Juan Ignacio Zoido, Íñigo de la Serna, Íñigo Méndez de Vigo, Fátima Báñez, Álvaro Nadal, Isabel García Tejerina, Román Escolano y Dolors Montserrat. ¡Alegría, que esta ronda va de nuestra parte!

Y por si nos sabe a poco, al de la amnistía fiscal le damos otra medalla: para Cristóbal Montoro,  la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

De momento no se ha retirado la condecoración al torturador conocido como “Billy el Niño”, y ya están tardando. Porque no se trata solamente de aplaudir a semejante gentuza, dando a entender que de alguna manera les estamos agradecidos por sus aberraciones. Es que, además le premiamos con un 15% más en su pensión. Tela marinera. Y no es el único. Porque están gozando de estos “premios” otros como él, el excomisario de Leganés Jesús González Reglero, imputado en Argentina en la causa judicial contra el franquismo, Jesús Martínez Torres y Pascual Honrado de la Fuente.

Estas condecoraciones se dieron en 1977, de la mano de Martín Villa, antes de las primeras elecciones “democráticas”. Efectivamente, se dejó atado y bien atado. Porque a los torturadores franquistas se les premió por sus barbaridades con pensiones vitalicias, con un regalito de aumento de carácter vitalicio. Y sí, a día de hoy todavía NADIE ha tomado medidas el respecto. El ejecutivo de Sánchez dice estar ahora estudiando jurídicamente esta cuestión.

Esto de las condecoraciones es un tema del que se habla poco. Y es interesante conocer cuánto nos cuesta la broma en lo que a las condecoraciones a Policías y Guardias Civiles se refiere. En el año 2017 el Ministerio de Interior gastó 17,8 millones de euros en medallitas a miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. De los cuatro tipos de medallas con las que Interior distingue a los agentes, sólo las cruces con distintivo blanco no están remuneradas en Policía y en Guardia Civil. Concretamente, para la policía fueron 11,2 millones de euros, repartidos en 8,6 millones para los distinguidos con cruces rojas; 1,8 millones para los que recibieron medallas de oro y cerca de 800.000 euros para los que portan la de plata.

En la Policía, las cruces con distintivo rojo, las más comunes, llevan asociadas una pensión del 10% del salario base más trienios del agente que la recibe. Una de estas condecoraciones supone un aumento de unos 400 y 500 euros mensuales para comisarios e inspectores, y en torno a 200 euros para los policías de las escalas de subinspección y básica. ¿Pueden tenerse varias medallas? Pues claro, de esta manera, se puede llegar a tener un aumento de sueldo del 30%.

Para la Guardia Civil, a pesar de tener más miembros entre sus filas, ha habido menos regalos: no llega a los 6,6 millones de euros. A ellos no les cae regalo económico por las medallas de plata.

En lugar de disminuir las cantidades regaladas, durante los últimos tres años del gobierno Popular, se incrementó la cuantía en algo más de un millón de euros.

Desde algunos sindicatos policiales se ha denunciado esta práctica. Lógicamente es una manera poco equitativa de dar aumentos de sueldo y pensiones vitalicias, en base a criterios poco transparentes.

En definitiva, viendo lo visto, todo a punta a que los de siempre, a través de las medallitas, se dedican a repartir dinero público para “premiar” a determinadas personas que, en casos como el de el torturador franquista Billy el Niño, han sembrado el terror y el dolor entre nuestra sociedad. Y España les premia. Y entre todos les pagamos.

Habrá un día en que nos pongamos a echar cuentas. Y cuando entendamos bien que nos han robado 90.000 millones de euros al año, que se lo han fundido en coches de lujo, en volquetes de putas y coca, en medallitas para torturadores, igual nos damos cuenta de que estamos aguantando demasiado. Y por supuesto, que esto, de Democracia y de Estado de Derecho tiene muy poco. Mientras tanto, nosotros pagamos la fiesta, pagamos las medallas, pagamos estas barbaridades mientras nos cierran plantas de hospitales, mientras nuestros hijos estudian en barracones infames a 40 grados en verano y a 10 en invierno; nos quedamos sin pensiones (y les aumentamos a los de las medallas las suyas). Así de gilipollas somos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

8 Comentarios

  1. Nos la clavan doblada todos los días. Poniendo medallas a los terroristas de su bando. Son la cara A/B del franquismo y como tal ponen medallas al terrorismo propio. Mantiene presos políticos, mantienen criminales reclamados por la justicia y las leyes las manipulan según sus intereses. Todo sigue igual. Ahora ponen medallas a quien nos ha hundido en la miseria moral y económica.Sos igual de ladrones, mentirosos y corruptos unos y otros.

  2. Menudo arte dramático tienen estos dos, cuantos mas altos mas fondo tienen los bolsillos, para llenarlos de lo robado.
    Hijos de puta decir a la actual ministra de hacienda, una tal montero, que devueva a los contribuyentes las cantidades que faltan de la declaración de la renta del ejercicio 2.017, o es que no hay dinero, o estáis esperando ha recaudar lo de los Autónomos para proceder a las devoluciones.
    Te has enterado saca muertos, los robados del Banco Popular, de lo que no dices nada, ni lo mencionas, -estas comprado como tu amigo rajoy- necesitan el dinero para seguir viviendo, no para que todavía les sigáis robando.
    Baldaos, tullidos mentales, haber si la naturaleza facilita el sufrimiento necesario para los dos y también para los otros dos acólitos.

  3. Quizás durante los últimos años ha dejado de ocurrir un instante posible, no sé cuál pudo ser, en el que una valentía sola, algo que no sucedió, nos habría regalado la alegría enorme de derrotar a nuestros propios malos, sin sangre por segunda vez y como siempre porque a violencia nos pueden. Esa felicidad que nos hemos negado desde el 14 de abril de 1931, la última vez que conseguimos que el peor pasado no muriera de viejo asesino y gozando de sus últimos daños. Tres lustros después de aquella feliz primavera de hace casi 90 años, mientras aquí llorábamos de solo pensarnos el mundo entero gozaba de la victoria contra esa especie de humanos que, cada cierto tiempo, paren las entrañas del infierno. Y de tanto placer que vivían ellos, escogieron olvidarse de nuestros huesos.

  4. Es maravilloso leer esto. Pues señoras y señores, podemos seguir aguantando, tragando y escribiendo comentarios con dolor y rabia ? o podemos levantarnos del sillón y hacer algo. Que os parece? Hacemos algo?

  5. Pedro Sánchez, no aprende, bueno juega un juego sucio, atiborrado de desprecio a los ciudadanos. Las condecoraciones que él y su gobierno han concedido, graznan; recompensan por todo lo contrario, no por: “comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación Española con el resto de la Comunidad Internacional” Premia el robo, ratería, saqueo, expolio, estafa, pillaje, malversación, prevaricación, utilización infame y delictiva de las instituciones. Premia a los que con lo robado a los ciudadanos, se han llenado sus bolsillos, pagado elecciones, y ya en el poder, perpetuar su expolio. Pedro Sánchez fue un mal menor, (espero que las bases sean conscientes que no es un socialdemócrata, le gusta ser rico y vivir entre ellos, y no dará los pasos que toda socialdemocracia requiere para serlo, no está en su ADN), para echar al corrupto gobierno de Rajoy, e intentar regenerar la sociedad. Los partidos que posibilitaron la moción de censura, tienen que censurar a este nuevo gobierno, y exigirle que explique en el congreso, los motivos de la descerebrada e injuriosa decisión, que despreciando a los ciudadanos, han concedido a toda una manada criminal organizada. Y, las bases deben ir recapacitando, y deliberar sobre el sucesor que el Psoe y votantes necesitan, al de esta inexplicable, esotérica, torpe y humillante decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =