Celia Barquín Arozamena, golfista cántabra de 22 años, ha sido asesinada este lunes en Iowa (Estados Unidos), según ha confirmado la policía de la localidad de Ames, que ha informado de que un hombre, también de 22 años, está detenido y ha sido acusado de asesinato en primer grado.

El cuerpo de la golfista ha sido encontrado en el campo de golf Coldwater Links de Ames. La joven deportista, que estudiaba Ingeniería Civil en la Universidad del Estado de Iowa, era una de las jóvenes promesas del golf español. La investigación está abierta y no se descarta ninguna hipótesis.

Poco después de poner en marcha la investigación, los agentes han detenido a un sospechoso, identificado como Collin Daniel Richards, de 22 años, que está acusado de asesinato en primer grado y que tiene varios antecedentes penales.

La universidad de Iowa lamenta la muerte de la jugadora. A través de un comunicado, Jamie Pollard, director de deportes, cuenta que “Celia tenía una sonrisa contagiosa y una personalidad alegre”. “Todos aquellos que tuvimos la oportunidad de conocerla fuimos afortunados. La familia Cyclone (el equipo de golfistas de esta universidad) llora la trágica muerte de Celia, una espectacular estudiante, deportista y embajadora de la Universidad de Iowa State”.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), ha escrito en Twitter: “Nos sentimos profundamente consternados por la tragedia que llega desde Estados Unidos. Todo nuestro apoyo y solidaridad para la familia de Celia Barquín y la del golf español en un momento tan duro”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + nueve =