Una posible “manipulación incorrecta” del sistema de cierre de los ascensores del hospital sevillano de Valme, en Sevilla, pudo ser la causa que ocasionó el pasado 20 de agosto la muerte de una mujer que acababa de dar a luz a su tercera hija cuando era trasladada en camilla y se cerró accidentalmente la puerta justo cuando era introducida en el ascensor por un celador. El informe policial remitido a la jueza de Instrucción número 1 de Sevilla concluye como “única hipótesis factible” del siniestro el “fallo humano” del ascensorista encargado del mantenimiento del ascensor.

La instructora ha citado a declarar el próximo 18 de enero de 2018 a F.C.D., ascensorista de la empresa de ascensores Orona, encargada del mantenimiento en el Hospital Universitario Virgen de Valme, tras recibir el informe policial que concluye que el accidente que costó la vida el pasado 20 de agosto a Rocío Cortés se debió a un error humano del técnico encargado de su mantenimiento. Ese mismo día también prestarán declaración dos peritos, según informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El informe policial, adelantado por Europa Press, concluye que se descartan los fallos mecánicos, eléctricos y electrónicos del sistema del ascensor averiado. Por tanto, concluye el Grupo de Homicidios de la Policía que “la única hipótesis factible” es el error humano de una manipulación incorrecta del aparato.

El operario recibió una llamada de centralita avisándole de un ascensor bloqueado. A continuación se dirigió a la sala de máquinas y cuando se encontraba frente a los cuadros de mando “antes de que le diese tiempo a manipularlos, escuchó un fuerte ruido que le extrañó”, según detalla el informe policial. Rápidamente bajó corriendo a ver de qué se trataba y encontró a la víctima atrapada en el ascensor.

Los investigadores han podido constatar que existe “un intervalo de unos tres minutos” en el registro de llamadas “desde que el ascensorista recibió la alerta de la centralita hasta que se produjo el accidente, tiempo suficiente para producirse algún tipo de manipulación en el centro de control del ascensor”.

Los policías encargados de la investigación no han encontrado explicación al modo en que se produjo el desbloqueo del freno del ascensor que provocó su subida a gran velocidad y con las puertas abiertas, por lo que concluyen que “la única hipótesis que no se ha podido comprobar es la de que se produjese apertura del freno de mano”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =