En un comunicado emitido ayer y adoptado por el Secretariado Nacional, que se reunió en sesión extraordinaria durante la tarde, ANC exige la unidad a las fuerzas soberanistas.

Un lenguaje claro, preciso y directo para reclamar la unidad de las fuerzas políticas que tienen que conformar el gobierno en próximas fechas. Un señalamiento para avisar de que no se movilizarán más hasta que no haya una sesión de investidura efectiva, y una advertencia sobre el hecho de que los jueces no pueden pasar por encima de la democracia.

Denuncian, además, el hecho de que ya ha sido elegido un diputado electo para ser investido presidente de la Generalitat, y que ha sido el pueblo catalán, a través de las urnas, quien se ha pronunciado, no siendo democrático plantearse la posibilidad de obviar lo emanado de las urnas.

El texto, publicado en la página web de ANC puede leerse a continuación:

El 21 de diciembre el pueblo de Cataluña dejó clara la correlación de fuerzas que debían constituir el Parlamento de Cataluña.

Por responsabilidad, como organización política transversal:

  1. Exigimos la unidad de la mayoría independentista que se lleve a cabo el pleno de investidura como estaba previsto después de los contactos con los grupos parlamentarios, y un plan de acción unitario.
  2. Sólo volveremos a movilizarnos ante el Parlamento de Cataluña cuando tengamos un compromiso firme de que la investidura saldrá adelante.
  3. Volveremos a salir a la calle si vemos que el estado o sus tribunales paralizan la investidura. No es la hora de “Ningún paso atrás”, hay que dar pasos adelante.

Entendemos que pueda haber ciertas incógnitas referentes a la República, pero no entenderemos nunca que se detenga la implementación del resultado de unas elecciones. El Estado español estaría incumpliendo la ley si no permitiera esta implementación.

Venimos de una etapa unitaria de movilizaciones de defensa y apoyo a las instituciones, fruto de la lucha que estaban llevando a cabo en pro de la República. Ahora también es imprescindible mantener esta unidad de acción.

La mayoría por la República eligió Presidente del Parlamento. Este Presidente efectuó las conversaciones pertinentes con los grupos parlamentarios, y de estas conversaciones surgió qué diputado electo –sí, diputado electo– debía ser el candidato a la investidura.

Ahora un tribunal se erige en intérprete del reglamento de un Parlamento, y además, se atreve vetar a un candidato a la Presidencia de Cataluña, más allá, u obviando el resultado de las urnas del 21 de diciembre.

Sabíamos que tenían urticaria a las urnas pero no creíamos que tuvieran la poca vergüenza de saltarse un mandato democrático.

Por responsabilidad, no podemos hacer otra cosa que exigir unidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − dieciocho =