Si nadie lo remedia, porque Carlos Puigdemont no tiene pinta, mañana el Gobierno activará el polémico artículo 155 de la Constitución. Sin dialogar, ni falta que le hace, tomará la medida más drástica desde la vuelta a la Democracia tras la muerte de Franco.

El PSOE, con Pedro Sánchez al frente, avalan esta decisión y para ello ha dado la cara hasta el líder socialista en Cataluña, Migel Iceta. Además, de Ciudadanos, buena parte de la opinión pública constitucionalista da la razón a las duras medidas anunciadas por Rajoy. Aunque, probablemente, el mejor golpe de efecto para los constitucionalistas sea el de la marcha de la sede social de las empresas catalanas a otros puntos de España.

El entorno de Mariano Rajoy no actúa en función de la razón sino de la opinión pública y publicada. Y la mayor parte de los medios impresos de ámbito nacional refuerzan la activación del artículo 155. El PP sabe que cuanto más inflexible se muestre con los independentistas catalanes, más adeptos encontrará entre parte del electorado español. Poco más necesita para seguir adelante.

Sorprende, sin embargo, la decisión de apoyar sin fisuras el artículo 155 por parte del PSOE, donde su electorado está más dividido y no se entiende esta medida sin un diálogo previo que, por supuesto, no se ha dado.

Por su parte, desde el Congreso, PP, PSOE y Cudadadanos, ganan al resto de grupos que ya han anunciado que se muestran contrarios a esta decisión. Podemos y PNV, además de ERC y CdeCat, hacen bloque en contra del polémico artículo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorMuere un turista español en la Basílica de Santa Croce de Florencia
Artículo siguienteLos divorcios y las separaciones disminuyen en España
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =