Juana Rivas llegó este lunes a Cagliari (Italia) convencida de que podría estar con sus hijos unos días cumpliendo así la resolución judicial que le concedía el permiso, las horas pasaban y Arcuri, su ex marido, no aparecía con los menores; fue entonces cuando María Eugenia Álvarez, desplazada a Italia para acompañar a Rivas, envió un escrito a los abogados del padre para establecer una nueva hora de entrega en la que tampoco Juana pudo cumplir las expectativas de ver a sus hijos.

Tal y como informó en su día Diario16 el padre de los menores, Francesco Arcuri, recogió el día 28 de agosto a sus hijos a pesar de estar condenado por lesiones en el ámbito doméstico en 2009. Así, Juana lleva 63 días sin verlos y ésta era la oportunidad que tenía para hacerlo.

Fuentes del entorno de Arcuri, afirman que el padre no se opone a la resolución judicial que permite a la madre estar con sus hijos estos días en Italia, pero que matiza que quiere que el encuentro se produzca en presencia de alguien de su entorno y no sólo de la abogada de Rivas.

A primera hora de la mañana de este martes está previsto que comience la primera vista del juicio en el que se resolverá la custodia de los hijos de Juana Rivas y Francesco Arcuri. Los progenitores deberán comparecer, encontrándose por primera vez desde que en agosto el padre se llevara a los hijos para Italia.

Los letrados de Juana Rivas basarán sus alegatos ante el órgano judicial en su situación como víctima de malos tratos y reclamarán la custodia de los menores para la madre.

Por su parte, los abogados de Arcuri también pedirán la custodia de los hijos en este caso para el padre y argumentarán que están bien cuidados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =