Acto de entrega del premio Francisco Umbral al libro del año 2017 / Foto: Agustín Millán.

Fernando Aramburu recoge el Premio Francisco Umbral por su novela Patria, la crónica de los años del plomo por la banda terrorista ETA. El escritor ha lamentado que en Donosti la ciudad esté alegre y llena de terrazas con gente donde hasta se han quitado las plazas por las víctimas para no incomodar a los turistas. Envidia, según ha reconocido el escritor en el momento de recibir el galardón, a la ciudad de Hannover en la que vive, donde sigue vivo el recuerdo por las víctimas del holocausto.

La novela Patria ha sido galardonada por el premio Francisco Umbral, al libro del año, dotado con 12.000 euros.

El periodista Manuel Llorente, ha presidido el acto de entrega del galardón, con la presencia del presidente del Gobierno Mariano Rajoy, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes y el ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, así como la viuda de Francisco Umbral, María España.

El presidente del Gobierno ha declarado, justo antes de empezar el acto al que también ha acudido Diario16, que está satisfecho con el resultado de las elecciones francesas. Según sus propias palabras “para los que creemos en Europa era fundamental que Macron ganara las elecciones y que no las ganara Le Pen, porque eso podría suponer un grave problema para el futuro”.

Mariano Rajoy ha reconocido que leyó Patria en Navidad en su retiro de Sanxenxo. Según explica, “este libro es más un ensayo que una novela. Y para conocer la verdad de lo ocurrido en esos años hay que leerlo”.

Patria es un extenso libro, que recoge la dura vida, de dos familias que han sido amigas desde siempre, y que el conflicto ha enfrentado hasta separarlas, desde la caída del franquismo hasta las postrimerías del alto el fuego de ETA en 2011. Una obra llena de amargas verdades, donde se nos narra la vida de dos familias, de Pelloe en Guipúzcoa, metáfora de un pueblo cualquiera de Euskadi, donde amigos y vecinos, se vieron envueltos en turbulencias sociales y políticas. Desde el mundo Abertzale, la lucha armada, el papel de la iglesia católica, los partidos políticos etc. Una sociedad arcana y cerrada, donde durante los años del plomo, amigos y familias enteras, se distanciaron y llenaron el vacio con el odio del hastío.  

Aramburu, nos acerca el mundo rural, con sus zonas negras, con sus cementerios llenos de víctimas del plomo, de la sin razón y la mentira. Víctimas ocultas, de una parte de la sociedad. ¿Por qué se han envenenado las relaciones de amigas y vecinas, en Pelloe, un pequeño pueblo de Euskadi?

Patria nos traslada hasta aquel día de 2011, donde la banda terrorista ETA, anuncia el abandono de las armas. La protagonista Bittori se acerca al campo santo de Pelloe, para confesarle a su marido Txato, asesinado por ETA, que vuelve al pueblo de donde no debían haber salido. Pero la vida no es fácil. Y a pesar de llegar a escondidas, la existencia no será la misma y la vida en el municipio se verá alterada. Su antigua amiga y vecina, Miren, madre de un terrorista etarra encarcelado y sospechoso, no verá con buenos ojos su presencia.

Un relato desgarrador, de un pueblo roto. De sus gentes, que a pesar de transcurrir los años, tienen que rehacer las maltrechas relaciones de sus gentes. Contar su historia, difícil, llena de víctimas. Una historia al fin, que se está escribiendo y que no puede ser escrita por los verdugos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − Once =