Al menos otros tres activistas en pro de los derechos de las mujeres han sido arrestados en Arabia Saudí. Sus nombres se suman a la lista de activistas arrestados bajo la autoridad del príncipe Mohammed bin Salman, que describió su trayectoria como el inicio de las reformas sociales. Sin embargo, la persecución en contra de las activistas del país continúa en un intento por silenciar su mensaje.

El gobierno anunció el sábado el arresto de siete personas, identificadas por grupos de derechos humanos en su mayoría como mujeres que han hecho campaña por el derecho a conducir y terminar con el sistema de tutela masculina del reino. Con esta nueva detención la represión hacia los activistas se amplía a medida que se acerca el momento de que el reino levante su prohibición de conducir a las mujeres.

Amnistía Internacional comunicó el martes que el número de personas detenidas había aumentado a 10, incluidas al menos siete mujeres. “A pesar de las protestas internacionales y los llamamientos a la liberación de estos activistas, siguen detenidos por su trabajo pacífico en favor de los derechos humanos”, dijo Samah Hadid, directora de campañas de Amnistía Internacional para Medio Oriente.

“Las autoridades de Arabia Saudí no pueden continuar declarando públicamente que están dedicados a la reforma mientras tratan a los defensores de los derechos de las mujeres de esta manera tan cruel” añade.

Los funcionarios del gobierno saudí prefieren mantenerse en silencio y argumentan que están detenidos por traidores. Anteriormente, han sostenido que los arrestados tenían contactos sospechosos con entidades extranjeras y han ofrecido apoyo financiero a “enemigos en el extranjero“.

Los medios vinculados al Estado han mostrados los nombres de las personas encarceladas bajo la etiqueta de traidores. Según Human Rights Watch, casi 30 activistas y disidentes han sido condenados en los tribunales saudíes desde 2011, muchos de los cuales recibieron sentencias de hasta 15 años.

El príncipe heredero del país, de 32 años, ha sido ampliamente reconocido por estar detrás del levantamiento de la prohibición de conducir. Asimismo, acaba de realizar un viaje por Europa y Estados Unidos, en su afán por ofrecer una imagen de una Arabia Saudí reformista.

Sin embargo, el sistema de tutela del país sigue obligando a las mujeres a pedir permiso para estudiar, viajar y otras actividades a un miembro varón de la familia. Los activistas sauditas afirman que el tema de la tutela es el principal motor de la lucha por los derechos de las mujeres.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =