Me decía una muy buena amiga hace mucho, mucho tiempo… que no se puede ser “medio virgen”. Aquellas ilustrativas charlas me parecen oportunas para, analogías aparte, afirmar que en España, en este país maltratado por sus propios hijos sin la menor compasión, tampoco podemos persistir en la creencia de que se puede seguir en un sistema de gobierno “medio democrático”.

En una de las grabaciones reveladas estos días por El Español, Corinna Zu-Wittegenstein, muy conocida por su “estrecha” cercanía con el Rey Emérito, asegura que el dinero que le prestó el rey Juan Carlos para la compra de un apartamento en Suiza en realidad procedía de Fasana. La comisionista internacional, que a esos menesteres se ocupa la aristócrata, supuestamente formual estas conversaciones, sin saber que está siendo grabada, la duda que el condenado Correa dejó en el interrogatorio en la Audiencia Nacional:  la Z del juicio de Gürtel es Juan Carlos I.

En tanto, el Gobierno ha estudiado la posibilidad de hacer públicos los nombres, como prometió Pedro Sánchez pero, el gobierno asegura que no lo puede hacer con carácter retroactivo. Al respecto, dice la ministra de Hacienda: “No encontramos la capacidad jurídica para cuestiones que se hayan efectuado con anterioridad”. Estas grabaciones, que también implican al director del CNI, Félix Sánz Roldán, según esta ministra: “Afortunadamente no afectan al jefe del Estado Felipe VI. Son antiguas, ni las consideramos”. El Gobierno ha evitado pronunciarse ellas contradiciendo un posicionamiento adquirido por el actual presidente de gobierno durante su “preparación” de llegada a la Moncloa. Así, con un discurso conocido, Montero no ha querido decir si la Agencia Tributaria comenzará una investigación sobre un supuesto fraude del monarca emérito. “La Agencia Tributaria no habla de contribuyentes ni de expedientes”, ha sido la escueta respuesta de la ministra. Esta profesional cercana a Andalucía tiene las ideas claras, al parecer utiliza un discurso conocido en el entorno susanista. Por cierto, Patricia Botín se mostró encantada con su nombramiento. Gestora esta de fondos radicados off-shore. Todos patriotas.

Se le acumulan los temas al gobierno, si no desea en un plazo breve regresar al modelo “medio democrático” que colocó a Rajoy fuera de la política y, con ello, dejar de ser una expectativa frustrada, debe actuar sin medias verdades. Las fuerzas progresistas, mayoritarias en el acuerdo de investidura no tienen mucho margen. Los que estén bajo la sospecha de incurrir en delitos deben ser investigados, juzgados y, si corresponde, condenados de modo justo.

En relación a este episodio, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, propone en un comunicado que la Agencia Tributaria investigue al rey Juan Carlos tras la publicación de las grabaciones. Gestha sostiene que esta medida demostraría a los españoles que en este país “no existen escudos fiscales para proteger a la familia real”. Según exponen es necesario “iniciar las investigaciones tributarias” cuanto antes, ya que consideran que “hay indicios suficientes para llevarlas adelante, pues las acusaciones vertidas en las cintas publicadas tienen la entidad suficiente como para que la Agencia Tributaria les preste la máxima atención y las verifique”.

Lo dicho, de aquellos polvos no puede seguir en el modo de los discursos ambigüos, los compromisos incumplidos o, lo que sería grave, el retorno a la mentira. No hay tiempo para seguir ofendiendo a la ciudadanía con favores a presuntos delincuentes.

Repito, no hay espacio para una “media democracia”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + ocho =