Decía el periodista y escritor  Eric Athur  Blair, (George Orwen): “En tiempos de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario”. Es por ello por lo que  en este panorama político actual Alternativa Socialista (AS), aunque somos un partido joven, hemos decidido apostar por una Evolución Permanente. Me explico.

Por un lado, en unos tiempos en que parece que el retroceso en conquistas sociales, políticas y sindicales son la tónica general, AS apuesta por el mantenimiento de estas conquistas y su ampliación. A nosotras nos basta con proteger, asegurar y ampliar todo aquello que  años de Socialismo Democrático ha conseguido en cuanto a libertades e igualdad de oportunidades. AS, no cree en la filosofía de ir para atrás ni para coger carrerilla, preferimos ir por el camino de los derechos sociales y la garantía de todos los derechos civiles para todas las personas, a través de un Estado fuerte y no utilizándoles de forma clasista.

Por otro lado, tampoco nos gusta vender humo, crear ilusiones políticas o hacer alquimia política buscando la fórmula del oro en una suerte  de mezcla de magia y química aderezada con una presentación espectacular. Cuando una fórmula funciona y no existen innovaciones sociales, filosóficas, demográficas o económicas suficientes para crear un nuevo paradigma, o para que exista una revolución universal, ¿para qué inventar fórmulas nuevas de forma artificial?, ¿para qué intentar hacer la cuadratura del círculo? Solamente se nos ocurre un motivo para esto, la estrategia de la joven y atractiva ayudante del mago que distrae al público para que no se vea su truco, su objetivo final.

Por último, tampoco creemos en avanzar mediante una Revolución Permanente en las calles, ignorando a las instituciones. Creemos firmemente en el Socialismo Democrático, creemos que las calles deben hablar alto y claro y las instituciones deben hacerse eco de lo que estas primeras digan y darlo forma. La potencia sin control no sirve de nada y viceversa. Por otro lado, hay personas y colectivos con necesidades vitales a las que  no las vienen bien los  cambios bruscos, que necesitan una cierta seguridad.

Sin embargo, en AS no llevamos orejeras políticas. Creemos en las etiquetas como única forma de acercamiento real y sincero de posturas. Y es que solamente sabiendo  quienes somos y cuales son nuestros principios podremos contrastarlos con otras opciones y buscar puntos en  común. De esta forma, hemos decidido escoger en esta campaña compañía con la que recorrer parte del camino que hemos decidido seguir.

En resumen, en AS creemos en el avance progresivo y tranquilo por un camino ya marcado durante décadas y siglos, el  Socialismo Democrático. Naturalmente,   las personas que actúan son distintas, pero el argumento de esta “ópera” es el mismo, solamente habrá que observar y rescribir el “libreto” para adaptarlo a las circunstancias actuales. Nuestros principios siguen siendo los mismos y con ellos como guía creemos en la Evolución Permanente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorA Manos Limpias le sale el tiro por la culata
Artículo siguiente20 de Junio, día del refugiado
Burgos 1976. Diplomado en Educador Social y en Relaciones Laborales por la Universidad de Burgos. Después de un largo tiempo en el activismo asociativo y de militar durante años en Izquierda Castellana, en noviembre de 2007, ingresa como como militante en el PSOE, dándose de baja en mayo de 2015. Actualmente es miembro del Comité Federal de Coordinación de Alternativa Socialista y Presidente de la UPADD (Unidad Progresista de Apoyo a la Dependencia y la Discapacidad)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =