Silván, en el Mercado Romántico de León, donde es alcalde.

Moderado, afable y quien sabe que nada pierde en este camino de las Primarias en el PP, que por vez primera se celebran en la historia de los conservadores de Castilla y León. Antonio Silván, alcalde de León, no es el candidato del aparato ni lo quiere ser. Quizá por eso, porque sabe que no controla el partido como su adversario y compañero, Alfonso Fernández Mañueco, Silván entiende que su propuesta debe estar más en la calle que en los despachos, más entre la gente que entre los dirigentes, más con Juan Vicente Herrera que con toda una ejecutiva nacional, liderada por Martínez Maíllo.

Antonio Silván no quiere ser aparato. Lo deja claro en esta entrevista concedida a Diario16. Tampoco quería que se fuera Juan Vicente Herrera, el líder del partido y del gobierno en Castilla y León”, y al que califica como “amigo, jefe y nuestro presidente”. Según explica, “llevo con él 17 años, sé cuál es su compromiso con esta tierra y voy a trabajar para que sea el compromiso de todos”. Presume de conocer cada esquina de esta extensa comunidad –porque se la ha recorrido- de estar más con las personas normales, con “nuestra gente, nos vote o no, que no querrá irse de Castilla y León porque aquí hay calidad de vida”.


 

¿Por qué acepta el reto de competir en unas Primarias teniendo como adversario a Alfonso Fernández Mañueco, que controla el aparato de su partido en la comunidad de Castilla y León?

Porque creo en el proyecto, en la Comunidad y en sus nueve provincias. Creo en mi partido, el PP, para seguir contribuyendo al desarrollo de nuestras gentes, por eso me dirijo al afiliado como persona próxima y cercana, y no desde ningún búnker.

 

Nos presentan su candidatura como moderada, frente a la ambición política de Alfonso Fernández Mañueco, también alcalde como usted, y que al igual que usted ha sido consejero en el Gobierno de Juan Vicente Herrera. ¿Es cierto lo que parece, que usted es el candidato de Herrera y Mañueco el de Maíllo?

Lo que es cierto es que no quiero ser aparato ni estar al servicio de unos pocos. Soy un candidato que se presenta optimista y con ganas de seguir apostando por Castilla y León. Juan Vicente Herrera es mi amigo, mi jefe y nuestro presidente, el de todos. Llevo a su lado 17 años, sé cuál es su compromiso con esta tierra, me identifico con él y voy a seguir trabajando para que sea el compromiso de todos. Conozco perfectamente a mi partido y la comunidad en la que vivo y por la que llevo trabajando 17 años. Quiero poner esa experiencia a disposición del partido. Y creo que eso se va a valorar.

El PP en Castilla y León tiene que ser generador de ideas y proyectos y no sólo soporte de Gobiernos

 

El PP lleva tres décadas consiguiendo mayorías absolutas, menos en esta última legislatura que se quedó a un escaño de conseguirlo. ¿Qué puede cambiar con usted en esta Comunidad?

Quiero que el partido se identifique con la sociedad, conocer sus privaciones y sensaciones y trasladarlas al partido, que seamos generadores de ideas y proyectos. Hay que estar en la calle. Yo he pisado hasta el último rincón de Castilla y León. Tenemos que estar implicados con la personas, con la sociedad y tener un partido abierto al debate y a sus gentes. Quiero un partido abierto, con ilusión y generador de ideas y proyectos. Las mejores ideas las conoceremos en la calle no en los despachos.

 

¿Cuál es su propuesta para una comunidad más fuerte?

Creo que el partido tiene que ser generador de ideas y proyectos y no sólo soporte de Gobiernos Nos lo exige la sociedad. Nos tienen que ver como herramienta para dar soluciones. Tenemos el reto demográfico, somos una región de 94.000 metros cuadros, extensa y despoblada, la más extensa de Europa y también la más envejecida. Ésta es una comunidad de nueve provincias, y cada una de ellas tiene sus peculiaridades y necesidades. Hay que sumar todo lo bueno que nos ofrece cada una de ellas, con sus singularidades, por eso las organizaciones provinciales del partido, tras el congreso de abril, deben indispensables y correo de transmisión. Con un proyecto integrador, todos ganamos.

 

¿Y cómo va a poder evitar la marcha de los jóvenes a otros lugares de España y del mundo si el PP no lo ha conseguido en 30 años?

Me siento orgulloso de que no haya ninguna escuela cerrada en nuestra Comunidad allá donde haya más de cuatro alumnos. Lo mismo podemos decir de los centros de salud. Tenemos que tener un plan, por el que ya llevamos tiempo trabajando, para generar empleo e ilusiones para que se queden nuestros jóvenes. Tiene que implicarse el Estado, desde el Gobierno a través de la financiación autonómica, y también tenemos que tener diálogo social y contar con la oposición. Y, por supuesto, con las universidades. Trabajar en equipo para que el empresario invierta, y en eso ya estamos trabajando y seguiré haciéndolo. A los jóvenes les podemos ofrecer desde este momento una calidad de vida difícil de encontrar en otros lugares. El diálogo social es irrenunciable por convicción personal y política y porque nos está dando resultados en el desarrollo de esta Comunidad, donde las cosas funcionan.

 

Parece que gane quien gane estas primarias dará igual, porque el PP siempre ganas las elecciones en Castilla y León. Quizá por eso su partido se ha rendido a nuevos proyectos, porque sabe que siempre sigue…no necesita esforzarse mucho 

No se equivoque. Aquí cuesta mucho conseguir un voto. Pero se ha confiado en el PP porque se atiende a las personas, nos importan los jóvenes, pero también los mayores, como estamos pendientes del campo y de conseguir más industria. Pero el PP gana porque aquí, como le digo, hay calidad de vida. La gente querrá quedarse en Castilla y León porque en cada núcleo de población, a pesar de la despoblación, todo el mundo tiene al lado un instituto, el centro de salud, está muy cerca de un buen hospital y está muy bien conectado con el resto de España. El AVE nos ha puesto en el mapa. Y todo esto se ha conseguido en estos años de Gobierno del PP.

Antonio Silván apuesta por un partido más abierto, más cercano, con más ilusión en el futuro y muy atento a lo que de verdad importa: las personas. Éste será su reto si gana en las Primarias a su contrincante y compañero Alfonso Fernández Mañueco. Dos perfiles tan diferentes como lo es Juan Vicente Herrera de Fernando Martínez Maillo. Los afiliados populares tienen la palabra de este duelo entre dos alcaldes. Tenemos a dos hombres y un destino: La presidencia del Partido Popular en Castilla y León.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorMas condenado a dos años de inhabilitación por el 9 N
Artículo siguienteCarmena se une a Barcelona contra los coches viejos

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

4 Comentarios

  1. Un candidato a tener en cuenta frente a otro que representa la peor cara de la política. Es un buen momento para que el PP de Castilla y León se plantee si quiere ser un partido moderno, con políticas de futuro, o un partido rancio dirigido por caciques anacrónicos a pesar de su edad.

  2. “Moderado, afable y quien sabe que nada pierde en este camino de las Primarias en el PP, …. Antonio Silván, alcalde de León, no es el candidato del aparato ni lo quiere ser”.
    Su artículo presenta dos incongruencias, a saber:
    a) Una derrota siempre trae consecuencias.
    b) Afirma que no es el candidato del aparato, y más adelante lo define como hombre de Herrera, actual presidente del PP regional, y, por tanto, aparato.

  3. Cuando habla del Ave, habla de León, hay muchas provincias que no tienen Ave (Zamora,…) además no en todas las localidades hay cerca un instituto, en algunos sitios están a 45 minutos, aunque habla de haber estado en todos los rincones y conocer Castilla y León, sus palabras no parecen asegurarlo.
    Por último, su programa parece un poco parco y escasamente trabajado, si quiere que la gente se quede en la Comunidad, no basta con servicios o subvenciones, lo que se necesita es empleo, “no nos de el pescado lo que necesitamos es la caña de pescar”

  4. Si este señor sale elegido presidente vamos a tener una peor calidad de vida, o al menos aquellos que podemos vernos afectados por la quema de residuos en las cementeras, un aspecto que Silván ajustó con su Plan Integral de Residuos en beneficio de éstas. Un señor que estuvo en el homenaje ofrecido al empresario Victorino Alonso tampoco puede resultar beneficioso para el medio ambiente. Por hechos como estos en El Bierzo nuestra asociación lo designó “persona non grata” y pensamos que su elección sería lo peor que pudiera ocurrirnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × dos =