Acompañaron a Antonio López en la mesa, El director del Museo del Prado, Miguel Falomir , Paloma Segrelles, empresaria y experta en arte y el Ministro de Cultura Iñigo Méndez de Vigo. Fotos Agustín Millán.

El Pintor y escultor Antonio López, lamentó ayer, en la conferencia – coloquio que ofreció en el Club Siglo XXI, que los alumnos de Bellas Artes, terminen los estudios sin conocer a los clásicos. El artista reconoció que son muy afortunados lo que creen en Dios, y recordó que fue la exministra socialista de Cultura, María Ángeles González-Sinde, quien le echó del Patronato del Museo del Prado.

El acto, que estuvo abarrotado de invitados, contó con la presencia, entre otros, del empresario, José Manuel Pardo Unceta, del periodista Luis María Ansón, del Embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, y otros representantes del mundo cultural y social de Madrid.

Acompañaron a Antonio López en la mesa, El director del Museo del Prado, Miguel Falomir , Paloma Segrelles, empresaria y experta en arte y el Ministro de Cultura Iñigo Méndez de Vigo.

Paloma Segrelles, destacó en su presentación de Antonio López “La pintura es poesía silenciosa. Está tarde se ha enriquecido con el regalo de la palabra de uno de los mejores pintores del mundo, Antonio López.”

El artista, al que más de uno de los asistentes calificó como genio, comentó en su intervención que: “Es interesante ver, como con los años, en Madrid, 50 años antes como se alternaban las zonas estratificadas en la tierra. Ahora la tierra ha desaparecido, y solo quedan las casas. La luz es la misma, la contaminación es mayor. La ciudad se ha tupido de una manera impresionante. Los pintores figurativos no trabajan sobre las cosas hermosas, sino sobre las cosas que le parecen que es verdad, que pertenecen a la vida, a la vida mía en este caso.”

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − uno =