Ilustraciones y fotografía: Daniel Fénix.

La convocatoria la hace Antonino Nieto en nombre de Ramón Pernas, director de Ámbito Cultural del Corte Inglés, y entre los invitados están: Tony Antonio, Alfonso Arteseros, Enrique Cerezo, Pepe Esteban, Pilar Falcón, Ángel Manuel García, Alfredo García Francés, Juan de Lara, César Lucas, Paco Machado, Olga María Ramos, Carmen Roche, José Manuel Romay Beccaria y Celso Vázquez.

Todos ellos, y algunos más que aparecen o se presentan espontáneamente están convocados para hacer que durante unas horas vuelva al presente, a la vida, a la actualidad, el escritor y periodista Antonio D. Olano, que se fue hace cinco años con las ánimas. Antonio D. Olano, que fue Peter Pan.

Y hablan y dicen y cuentan anécdotas, en las que brillan cameos de gran talla: Picasso, Dalí, Ché Guevara, Dominguín

Grabo con el esmarfon algunas de las frases que saltan desde el escenario para sobrevolar la agradable sala de Ámbito Cultural en el Corte Inglés de Callao:

-Es poco frecuente que la gente sea alguien.

-Un humor muy inteligente, pero muy peligroso.

-Los personajes se crean muy pocas veces fuera de la literatura.

-“Cuando quiero leer un buen libro me lo escribo“.

Poemas, canciones, recuerdos, muchas sonrisas.

Sólo le vi una vez, era muy amigo del padre de mis amigos Achero y Federico Mañas, y fueron ellos quienes me lo presentaron una tarde de verano en una terraza de Las Vistillas. Un hombre incapaz de no llamar la atención, de no ser el centro del mundo de un modo u otro. Por aquel entonces era jefe de prensa del Atleti de Madrid. Contó que le daba de comer langostinos a su gato y a mí la anécdota -en aquel momento estaba escribiendo mis trescientos sesenta y cinco relatos: Un cuento al día durante un año- me sirvió de inspiración para la pieza número 84 de EL AÑO DEL CAZADOR: Comida Para Gatos.

Ilustraciones y fotografía: Daniel Fénix.

Federico Mañas lo menciona con frecuencia, y por eso le pedí que me acompañara al acto de Ámbito Cultural, donde también se presentó Achero. Fue entrañable y mágico y gallego (que es casi un sinónimo de mágico). Fue la voluntad de los hombres de desafiar a la muerte y al olvido. Fue el regreso de Peter Pan a su Neverland, al calor de la hoguera formada por los corazones de sus fieles y amigos.

Y entre el público, destacando de manera especial, porque iba vestida como un domador y llevaba un sombrero de copa, haciendo fotos con dos cámaras que alternaba desordenadamente, estaba Campanilla, Thinker Bell. No pude evitar preguntarle su nombre.

-Indira Restrepo, alumna predilecta de García Márquez.

Agitó las alas cubiertas de luz y purpurina, y comprendí porque había tanta magia en la sala de Ámbito Cultural: había un hada, y muchos, muchísimos, Peter Pan.

Como es natural al terminar el acto bajé utilizando el ascensor, pero con la sensación de que si hubiese querido me habría sido facilísimo volar; volver a volar. Como Antonio D. Olano, Antonio Domínguez de Olano, cinco años después de su muerte había vuelto a hacer: volar; ingrávido Peter Pan.

 

(Mecanografía: María F. Muñoz)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 1 =