El fiscal anticorrupción Alejandro Luzón ha elevado a definitiva la petición de penas de prisión para los principales acusados del caso de las tarjetas ‘black’, tras el escrito de acusación provisional presentado hace diez meses.

En el caso del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, el fiscal reclama cuatro años y medio de cárcel y seis años de prisión, respectivamente, por apropiación indebida. Para ellos son las peticiones de pena más altas.

Luzón sólo ha rebajado las peticiones de pena a algunos de los acusados que han reintegrado el dinero que se gastaron con sus tarjetas después del escrito de acusación provisional. Por el contrario, el Ministerio Público mantiene su petición de cuatro años de prisión para el ex secretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez-Ponga, y de dos años de cárcel para el jefe de la Casa del Rey con Juan Carlos I, Rafael Spottorno.

Las peticiones de pena de cárcel más altas son para Rato y Blesa

Un año y medio de cárcel para Virgilio Zapatero, otrora Consejero de Urbanismo de la Comunidad de Madrid, bajo la presidencia Joaquín Leguina, y miembro del Consejo de Administración de Caja Madrid; y para el empresario Arturo Fernández, y contra Javier López Madrid, el amigo del rey Felipe VI a quien la reina Letizia envió mensajes de apoyo cuando trascendió su implicación en el caso de las tarjetas ‘black’.

El Fiscal ha rebajado la pena para el ex gerente del Partido Popular de Madrid, Beltrán Gutiérrez, en seis meses, con lo que se queda en dos años de cárcel.

Los 66 acusados gastaron un total de 12 millones de euros con sus “tarjetas black”

Sin duda los mayores beneficiados con esta nueva petición de penas han sido: ex secretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada, el ex presidente de la Asamblea de Madrid, Jesús Pedroche o el economista Alberto Recarte. Para los tres el fiscal pedía inicialmente cuatro años de cárcel, que en el escrito de acusación definitiva ha quedado en dos años y medio de privación de libertad.

El Ministerio Público sostiene que los 66 acusados cargaron a Caja Madrid y Bankia gastos por valor de 12 millones de euros de naturaleza “estrictamente personal” y sin relación alguna con el desempeño de funciones al servicio de la entidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Seria interesante preguntar a mucha gente si se atreverian a robar 500.000 euros, y que luego les condenasen a cinco años de carcel, que te la rebajarian por buena conducta a cuatro . Seguro que habria miles de voluntarios .Esta gente acabaran lledose a su casa con un pequeño tiron de orejas, y luego a una multinacional de las responsables de todos los desaguisados que han ocurrido, ocurren y van a seguir oacurriendo en este pais de ladrones .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 12 =