La Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Memoria Democrática, iniciará en los próximos meses el mayor proceso en España de exhumación de fosas comunes de víctimas del franquismo. Unos 12.000 represaliados por Franco ubicados en las fosas comunes de las capitales de Córdoba, Huelva y Sevilla serán exhumados tras la decisión de la Administración andaluza de publicar en el Boletín Oficial de la Junta este proyecto de reparación histórica con los familiares que reclaman un descanso digno para sus antepasados.

En Córdoba, la Asociación Dejadnos Llorar ha anunciado que el ejecutivo de Susana Díaz pondrá en marcha la exhumación de las 4.000 víctimas del franquismo que existen en las dos fosas comunes de Córdoba capital, gracias a que “la iniciativa que presentó Dejadnos Llorar, con 47 familiares, ha tenido una respuesta positiva de la Dirección General de la Memoria”, según informa esta asociación en una nota.

Dejadnos Llorar ha anunciado que el Boletín oficial de Andalucía (BOJA) publicará en los próximos días la decisión de abordar la exhumación de las dos fosas comunes de la capital cordobesa, ubicados en los cementerios de San Rafael y La Salud, que albergan más de 4.000 personas asesinadas en la ciudad. Este proyecto se hará conjuntamente con los que se acometerán en los cementerios de Sevilla y Huelva.

Esta asociación cordobesa de defensa de la memoria histórica recuerda que, ahora que se han cumplido 81 años del golpe militar y 40 de las primeras elecciones democráticas, “la Dirección General de Memoria de la Junta pondrá en marcha la mayor exhumación de víctimas del franquismo de la democracia española y satisface una demanda histórica de las víctimas”.

El presidente de Dejadnos Llorar, el empresario Antonio Deza, reconoce que esta decisión es “una noticia extraordinaria para los familiares”, sobre todo porque la denominada Causa de los 4.000 de Córdoba al fin tiene un eco positivo en las Administraciones públicas “después de tantos años de olvido y silencio obligado”.

Deza se felicita por que se han escuchado las demandas de esta asociación y se ha tomado al fin la decisión de abrir estas fosas olvidadas durante décadas, que “representan algunos de los mayores crímenes contra la humanidad que cometió el franquismo en nuestro país. “Recuperar los restos de nuestros familiares y que, por fin, puedan tener la digna sepultura que el franquismo les negó, es un mínimo acto de justicia”, añade el presidente de Dejadnos Llorar.

Con estas exhumaciones asumidas por la Dirección General de Memoria Democrática se inicia un proceso que los descendientes de los represaliados tomarán como punto de partida para que finalmente se reconozcan a estos asesinados como víctimas inocentes de crímenes contra la humanidad, que conllevaría asimismo la restauración de todos los derechos humanos que por ley les corresponden, tal y como reconoce la ONU en sus resoluciones sobre España y nunca asumidas hasta hoy, 81 años después.

Fosa común ubicada en el interior del cementerio cordobés de San Rafael.

Desde Dejadnos Llorar hacen un llamamiento “a todas las familias que tienen víctimas en  las fosas de Córdoba para que se sumen a la iniciativa” que han puesto en marcha y dejen atrás “el silencio obligado y el miedo” que presidió sus vidas durante décadas.

Las primera fosa común de víctimas franquistas en Andalucía se abrió en 2004. Ahora, con esta actuación inminente en los cementerios de San Fernando en Sevilla (unas 4.200 víctimas registradas), los dos camposantos de Córdoba, el de la Salud y el de San Rafael (1.700 y 2.300 víctimas respectivamente) y la fosa ubicada en el cementerio onubense de La Soledad (con unos 3.500 cuerpos sin identificar) se acometerá la mayor exhumación de represaliados franquistas en toda España, unos 12.000.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + ocho =