Amat supera a Fabra

La corrupción del PP en la provincia de Almería podría superar a la nacional

0

Mariano Rajoy vuelve a estar en peligro de sentarse en el banquillo por temas de corrupción en su partido por su responsabilidad in vigilando. El presidente de la del Partido Popular de Almería y de la Diputación, Gabriel Amat, está presuntamente implicado en distintos casos de corrupción urbanística de tal gravedad que ni siquiera el ministro Catalá podrá protegerle esta vez.

El deterioro intencionado de este magnífico paraje natural enclavado en la localidad almeriense de Roquetas de Mar viene ocasionado con motivo del cese en su explotación de lo que eran las antiguas salinas, provocando con ello las ventas de suelo a particulares de este incomparable marco natural. Desde los primeros borradores del POTPA, el alcalde Gabriel Amat traza la estrategia para poder intervenir con garantías en el Z-SAL-1 (Sector las Salinas). La oportunidad se presenta gracias a un convenio de colaboración que se firma (22 de junio de 2002) con la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía para la ejecución de un nuevo acceso a Roquetas de Mar desde la autovía A-92.

Para ahorrar en costes de expropiación, el Ayuntamiento roqueteño ofrece a la Junta la posibilidad de hacer una modificación del PGOU a fin de evitar esos costes excesivos. Gracias a esta estratagema del munícipe de Roquetas se comienza a elaborar la gran operación urbanística con la intención de que el entramado societario familiar de Amat obtenga beneficios sin mucho coste. Pues las sociedades del Gran Grupo habían desinvertido desde hace tiempo en los terrenos de Las Salinas. Para ello se recurre a la adscripción de grandes sistemas generales para equipamientos los cuales, en vez de ser expropiados los terrenos, se obtienen mediante la adscripción a diversos sectores. De esta forma quien tiene la información y la oportunidad económica obtiene unas garantías políticas de las que carecen otros. Una jugada en toda regla. Aunque el alcalde niega cualquier relación familiar.

A pesar de lo manifestado por el roqueteño y algunas ventas realizadas hace tiempo, quedan sociedades relacionadas con el alcalde Amat y su familia: Grupo Carrión, Francisco Javier Amat Vargas (sobrino del alcalde) y Miguel Rifa que, junto con un grupo empresarial de Sevilla (fundamentalmente controlado por Luis Portillo, Grupo Inmocaral, etc.) controlan no menos de 700.000 metros cuadrados dentro del propio sector. Bien es cierto que en algunos casos con pérdidas significativas producto del nuevo deslinde. Otras se encuentran muy presionadas por las altísimas cargas que soportan. Un pelotazo urbanístico de más de 8.000 viviendas que, como dicen desde el propio Ayuntamiento, se planean en la zona. Unos proyectos que se desean aprobar cuanto antes.

En toda la operación existe una empresa Urboponiente, sociedad a la que se va a unir el grupo empresarial familiar, y la cual ha sido la encargada de la compra a pequeños propietarios de terreno a precios muy por dejado del mercado (unas 54 compras se tienen localizadas). Esas compras tienen la “seguridad política” de ser adscritos los terrenos sin coeficiente de localización, esto es, de libre disposición urbanizadora. Las compras se efectúan mediante hipotecas con el Banco Popular. El grupo Urboponiente se compone de las siguientes sociedades mercantiles: Lascony del Grupo Carrión 16,67%; Agrupa Roquetas SL 16,67% (José Pomares López y Miguel Zapata Miranda, ambos consuegros del alcalde); Truck Stop El Ejido 16,67% (familia Molina); Invep 13 SL 16,167% (María Encarnación Amat, hija del alcalde, José Pomares Frías, yerno del alcalde, y José Zapata Pomares, yerno del alcalde); y Predios del Sureste 16,65% (Miguel Rifa y Francisco Javier Amat Vargas).

Más información en el número 13 de la revista mensual Diario16.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =