La Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) ha mostrado su satisfacción por la inversión de 320 millones que la Fundación Amancio Ortega destinará a la sanidad pública para el abordaje del cáncer. Ya que actualmente, el 42% de los equipos de radioterapia, en la sanidad pública, pueden considerarse “obsoletos” al llevar más de 10 años en funcionamiento.

Además,  la sanidad pública española dispone actualmente de 180 equipos de radioterapia, menos de 4 por cada millón de habitantes frente a los 7 por millón (uno por cada 140.000 habitantes) que se recomienda a nivel europeo.

Gracias a la donación, las Comunidades Autónomas podrán adquirir más de 290 equipos de radioterapia y mamografía para sus hospitales públicos.

Halagos y críticas a Ortega por su gesto través de las redes sociales

Dentro de la inversión total anunciada por la Fundación se incluyen los 17 millones donados hace dos años a la comunidad gallega, para comprar 16 mamógrafos digitales y 12 aceleradores lineales nuevos.

Según un portavoz de (SEOR) a Diario 16 se sienten “satisfechos” ya que la inversión “representa una respuesta a lo que demandábamos para resolver los problemas de equidad en España”.

El problema de esta situación es que en 10 años los nuevos aparatos volverán a estar obsoletos y por eso “las Comunidades Autónomas deben invertir” nos ha comunicado.

Desde la Fundación se ha trabajado con profesionales de cada servicio autonómico para identificar las necesidades de cada una de ellas.

Cada año se diagnostican en España más de 200.000 nuevos casos de cáncer, de los que al menos un 60% precisan tratamiento por radioterapia en algún momento de su evolución.

Las reacciones por las redes sociales no se han hecho esperar y hay opiniones dispares. Desde aquellas que apoyan y se alegran por la donación “Y alguno le llama terrorista!!!! Amancio Ortega dona 320 millones para renovar equipos oncológicos en España”, hasta las que le recriminan el origen del dinero “Preferimos que Amancio Ortega pague impuestos como cualquier obrero y no que la Fundación Amancio Ortega dé limosna. Los DDHH no son caridad”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Muy bien Amancio, y ¿qué tal si evitas que lo contraigan tus trabajadores de Bangla Desh?, o que se les caiga el techo encima, porque el resultado viene a ser el mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − dos =