Amaia en su actuación “Shake it out”

Amaia Romero, una chica con muchos talentos nacida en Pamplona, se presentó a esta edición del clásico de RTVE, después de hacerlo en otros realities en los que no había destacado tanto. Pero en esta ocasión, gracias a su talento, compañerismo y fuerza escénica ha conseguido hacerse con el triunfo.

Además de los 16 concursantes y el jurado, participaron en la gala dos grandes artistas españoles como son Pablo Alborán y David Bisbal

Amaia tenía a cuatro grandes rivales que también optaban a esos 100.000 euros pero desde el principio del programa se atisbaba que podía ser la gran ganadora debido a que en multitud de ocasiones fue la favorita de cada gala del programa, que votaba la audiencia a través de la aplicación oficial de Operación Triunfo.

La gala nos dio grandes actuaciones. Los triunfitos actuaron con un temple que hacía pensar que llevaban muchos años pisando escenarios. Ello se debe en parte a que el plató del programa ya lo tienen más que pisado tras tres meses y medio y se desenvolvieron como peces en el agua.

Para abrir la gala cantó Alfred una versión de Jamie Cullum de un clásico de Rihanna “Don’t stop the music”. Alfred, que será pareja de Amaia para representar Eurovisión con “Mi canción”, dio la nota con su solo de trombón, un instrumento que le acompañó desde los castings y que ha vuelto a utilizar en frente de una media de 3.925.000 espectadores.

La siguiente en actuar fue Aitana, la otra gran favorita para ganar el show. Aitana nació en Barcelona, como Alfred, y también fue votada como favorita en varias ocasiones a lo largo del programa. Actuó con la misma canción que le sirvió para aprobar el casting final “Chandelier”, un clásico de Sia. Mostró toda su potencia vocal en una difícil canción que siempre ha emocionado a la catalana.

Además de los 16 concursantes y el jurado, participaron en la gala dos grandes artistas españoles como son Pablo Alborán y David Bisbal. Pablo Alborán actuó con una de las canciones de su último disco pero el almeriense finalmente no pudo salir a cantar debido a fallos técnicos en la mesa de sonido. Eso no le impidió marcarse un canto a capella de su canción “Princesa” con lo que se ganó al público.

Amaia deleitó a todos con “Miedo”. En una noche de clásicos, tocaba clásico del grupo M-Clan. Amaia cantó y tocó el piano en directo, sobrecogiendo a todo el plató con los silencios entre notas, que son ingredientes de la buena música, según señalaba Joe, uno de los miembros del jurado, haciendo referencia a una cita de Paul McCartney.

La chicharrera Ana Guerra, conocida por sus seguidores como Ana War, actuó con el tango “Volver” de Carlos Gardel. Según ella misma, escogería esta canción por el estado emocional en el que estaban todos, con una prematura nostalgia porque se acabe esta experiencia tan emocionante. Además de controlar perfectamente el tono y la emoción contenida, Ana se marcó un baile con uno de los bailarines.

Por último, Miriam, que sorprendió a todos superando a Alfred en las últimas votaciones, cantó “Invisible” de Malú. Esta canción requería de gran fuerza por su parte y así lo hizo esta gallega. Tras esto, se despidieron de la final Ana Guerra y Alfred y las tres finalistas volvieron a actuar para que se decidiera la ganadora.

Una gala emotiva, con música en directo y con intérpretes y músicos de gran calidad que ha tenido como consecuencias que toda España vuelva a engancharse de nuevo al fenómeno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Salvo contadas excepciones, el nivel de los concursantes, profesores y jurado no llega a los mínimos exigibles. Probablemente, prácticamente nadie de los concursantes hubiera pasado las audiciones a ciegas de La Voz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + doce =