El alma de Delibes recorrerá durante el 2018 exposiciones, centros escolares, salas de conferencias y lugares, como la propia naturaleza, que formaron parte de su obra literaria y también de la esencia de su vida del escritor castellano más importante del siglo XX y también uno de los más leídos. Y lo hará de la mano de la Fundación que lleva su nombre, de la que forman parte todos los hijos del periodista y novelista y que preside su hija Elisa.

La Fundación toma el testigo del propio Miguel Delibes en el fomento de los valores que éste hizo suyos: libertad, justicia social, solidaridad, humanismo cristiano, periodismo responsable, conservación de la naturaleza, caza y pesca respetuosas con el medio ambiente y defensa del mundo rural, entre otros, tal y como recoge en su presentación en la web que permite un recorrido por la obra y vida del académico, literario y Premio, entre otros, Cervantes y Príncipe de Asturias.

La exposición “Miguel Delibes ilustrador. Los dibujos de El camino, es el primer paso en el camino de este 2018 desde la Fundación Miguel Delibes, que desarrolla en colaboración con la Diputación de Burgos y se  se inaugura esta tarde en Real Monasterio de San Agustín, en Burgos.

De los veintiún dibujos que pueden verse en esta exposición, veinte fueron realizados por Miguel Delibes para una edición norteamericana de El camino que se publicó en 1960. Poco tiempo después, añadiría una nueva ilustración —la número seis de esta exposición— para la edición de la novela publicada en Londres en 1963.

Quizá no esté de más recordar que, en 1941, el primer trabajo de Miguel Delibes en El Norte de Castilla, el periódico de Valladolid al que estuvo ligado toda su vida y del que fue director entre 1959 y 1963, fue el de caricaturista. Las ilustraciones que el autor hizo para El camino se caracterizan por la nitidez y seguridad en su ejecución, y una cierta ingenuidad que se acomoda perfectamente con el contenido de una novela que tiene como protagonista a un niño, Daniel, el Mochuelo, que recuerda experiencias, juegos y travesuras con sus amigos de infancia.

Aunque el objetivo principal de esta exposición es mostrar una faceta poco conocida del escritor vallisoletano, como es la de dibujante o, más exactamente, “ilustrador” de su propia obra, a cada uno de los dibujos que Miguel Delibes hizo para El camino le acompaña, en este caso, el pasaje de la novela al que hace referencia. Además, la exposición se amplía con diverso material complementario, como ediciones del libro, traducciones, fotografías…

La muestra podrá visitarse desde el 1 de febrero hasta el 11 de marzo de 2018.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =