Alicia Sánchez  ha pagado cara su decisión de negarse a utilizar un chaleco antibalas oficial y optar por usar uno propio que se amoldaba mejor a la anatomía femenina. Se vio ante un tribunal militar, que archivó la causa, pero se vio sancionada cinco días de empleo y sueldo.

Este año se conmemora el 30 aniversario del ingreso de la mujer en La Benemérita

Ahora comienza ilusionada una nueva etapa en la cúpula nacional de la Asociación Unificada de la Guardia Civil, (AUGC), donde lidera la Secretaría de Mujer e Igualdad.

Mientras, sigue recurriendo una sanción que considera injusta. En este sentido, Alicia Sánchez insiste a Diario16 que “no merezco ser sancionada”.

Pero dar la cara en cuerpos como el de la Guardia Civil supone un precio alto que marcará para siempre su vida profesional y, de alguna manera, también la personal.

De hecho, reconoce que “algunos compañeros se muestran distantes por miedo a que el jefe nos vea juntos”. Sin embargo, Sánchez  también reconoce que “la mayoría me apoya”.

Desde AUGC, y la Secretaría de Mujer e Igualdad, Sánchez  tiene muchos planes. Según explica, “la diferencia es que ahora voy a coordinar el resto de secretarías de igualdad, es como subir un escalafón, tener un reconocimiento y un nuevo reto que me permitirá abrir puentes y poder hablar con partidos políticos, que conozcan cómo estamos y nos ayuden a cambiar las cosas”.

Y ahí sigue luchando para que se retire una sanción que marcó un antes y un después, por el gesto de Sánchez, en la forma de tratar a las mujeres en la Benemérita. Un pequeño paso que facilitará, sin lugar a dudas, las cosas a otras agentes.

“En mi expediente consta esta sanción, he recurrido y está en el contencioso”, afirma. Además, explica que “mi código ético es desobedecer órdenes ilícitas y ponerme un chaleco que no me per mite sacar el arma es lícito, porque no sólo me pongo yo en peligro, sino que también pongo en peligro a mis compañeros si, en un momento, no puedo actuar para defenderles”.

En el año en que se conmemora el 30 aniversario del ingreso de la mujer en la Benemérita, la  lucha de Alicia no ha sido en balde. De hecho, ya están llegando chalecos protectores para la mujer a las comandancias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorTrabas del alcalde de Salamanca para investigar su colaboración con el caso Lezo
Artículo siguienteHoyos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. El ejército español es así, un sinsentido. Te dan la razón, pero te sancionan. Si se ahoga alguien en una piscina, arrestan a la piscina. Si te saltas el conducto reglamentario porque tu superior inmediato no te hace caso, te sancionan aunque tengas razón. No estaría de más un ejército acorde con la sociedad y los tiempos actuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =