En épocas convulsas, de inseguridades e incertidumbres, y de búsqueda del éxito individual a cualquier precio, es bueno recordar las palabras de Lao Tse, en el Tao Te Ching, cuando afirmó que para gobernar a los hombres…no hay nada mejor que la moderación. Solo con la moderación se puede estar preparado para afrontar los acontecimientos”. Por este motivo, continuamos el artículo anterior (Algunas preguntas Yin para 2017) con otras preguntas Yang, sobre cuestiones que son y serán importantes durante este año 2017. Aunque a lo mejor no ocupan ni las portadas ni el tiempo que merecen en los medios de comunicación.

1.- España durante los últimos 25 años es líder mundial en donación y trasplantes. Pero además, durante 2016 ha vuelto a mejorar sus registros y reducir las listas de espera. 43,4 donantes por millón de habitantes (un total de 2.018 donantes) y 4.818 trasplantes. La lista de espera ha pasado de 5.673 pacientes en 2015 a 5.477. En total, en 2016 se realizaron 2.994 trasplantes renales, 1.159 hepáticos, 281 cardíacos, 307 pulmonares, 73 de páncreas y cuatro intestinales. ¿Cuál es el motivo de semejante éxito? ¿Habrá sido porque cuando remamos en la misma dirección se logran grandes objetivos? ¿Tendrá que ver con que se decidió hacer un sistema de trasplantes basado en el altruismo y el anonimato, donde quien dona, lo hace de manera altruista y no sabe a quién; y quién recibe el trasplante no paga por ello, ni sabe de dónde viene el órgano? ¿Habrá sido porque la equidad y las decisiones médicas son las que priman? ¿Habrá sido porque España tiene unos magníficos equipos sanitarios? ¿Por qué no trasladar esta experiencia de éxito a otros campos? ¿Qué opinarán los ciudadanos?

2.- En la Declaración Universal de Derechos Humanos, la humanidad fue capaz de poner en su artículo primero que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”. Esta visión de igualdad, choca con una desigualdad de género que continúa muy arraigada en todos los lugares del mundo. Se debe eliminar la desigualdad de género, al igual que todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas. Hay que facilitar a las mujeres y a las niñas igualdad en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente y a la representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas. Pero ¿Por qué continúa esta desigualdad? ¿La combatimos en nuestro quehacer diario y como sociedad? ¿Por qué no se acaba con una brecha salarial entre hombre y mujeres, que hace que las mujeres ganen ahora lo mismo que ingresaban los hombres hace una década? ¿Qué opinarán los ciudadanos?

3.- Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en 2017 se prevé que el número de personas desempleadas en el mundo será de 201,1 millones de personas, lo que significa un incremento de 3,4 millones de personas en relación a 2016. En 2018, la predicción es que haya 2,7 millones más de desempleados, llegando hasta los 203,8 millones de desempleados en el mundo. ¿La ausencia de trabajo o de un trabajo decente aumenta el descontento social? ¿La falta de trabajo incrementa el deseo de migrar? ¿Es viable una sociedad que no da respuesta a millones de personas sin empleo? ¿El progreso tecnológico llevara a la humanidad a resolver su problema económica, que Keynes identificó con la lucha por la subsistencia? ¿Qué opinarán los ciudadanos?

4.- El 65 por ciento de los niños y de las niñas que empiezan educación primaria hoy van a terminar trabajando en tipos de trabajo que aún no existen. Este, es un ejemplo evidente del ritmo vertiginoso de los cambios que se están produciendo en nuestras sociedades, sin que en muchos casos nos demos cuenta o nos preparemos como sociedad para ellos. ¿El sistema educativo está listo para esta nueva realidad? ¿Y la sociedad? ¿Formamos ciudadanos o qué formamos en las escuelas si no se saben los trabajos del futuro? ¿Qué opinarán los ciudadanos?

5.- En el año 2013, 767 millones de personas vivían con menos de 1,90 dólares al día, es decir, vivían en pobreza extrema. De ellos, 385 millones eran niños. Niños, cuyas privaciones de hoy afectan a su desarrollo físico y mental ahora, pero también les dejará secuelas a lo largo de toda su vida. ¿Hay esperanza, cuando se constata que en un año, de 2012 a 2013, se ha producido una disminución de la pobreza extrema en alrededor de 100 millones de personas? ¿Acabamos con la pobreza de una vez por todas y sin excusas? ¿Es realista el objetivo del Banco Mundial de poner fin a la pobreza extrema en 2030? ¿Qué opinarán los ciudadanos?

6.- El 78 por ciento de la opinión pública internacional dice estar «muy preocupada» por el cambio climático, y un 70 por ciento considera que los acuerdos alcanzados desde 1992 no han sido suficientes para frenar el cambio climático, según datos de la consulta ciudadana World Wide Views Clima y Energía. ¿Se cumplirán los acuerdos de París? ¿Se mantendrá el calentamiento global 1,5°C por debajo de los niveles preindustriales, lo que permitiría eliminar el riesgo a largo plazo que representa el cambio climático para la eliminación de la pobreza? ¿Recuerdan los negacionistas el verano de 2003, en Europa, donde una ola de calor provocó más de 70.000 muertes? ¿Qué opinarán los ciudadanos?

Si creemos que para gobernar a los hombres no hay nada mejor que la moderación, y solo con la moderación se puede estar preparado para afrontar los acontecimientos, es momento de actuar, recordando que moderación significa cordura, sensatez, templanza en las palabras o acciones. Una buena receta para la vida en este momento de cambio civilizatorio, donde las personas, todas las personas, tienen que estar en el centro de las decisiones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve + 19 =