Alemania ganó, por primera vez, a Italia y ya está en semifinales

0

Alemania 1 (6) – 1 (5) Italia

Esta Eurocopa es la del miedo a perder. No hay una selección que haya destacado por un juego ofensivo claro, salvo casos puntuales en momentos concretos de los partidos. En el último partido de cuartos de final lo pudimos ver. Todo el mundo esperaba a una Alemania que tuviera el peso del partido y que la apisonadora germana se pusiera en marcha frente a una Italia que esperaría agazapada buscando sus oportunidades con fallos en la salida del balón causados por una presión similar a la que hicieron contra España. Sin embargo, Alemania tiene un entrenador que sabe buscar alternativas tácticas, a diferencia de España, y, sin renunciar a su juego de toque ayer planteó el partido con un sistema de juego con tres centrales y dos carrileros largos, es decir, lo contrario que hizo Del Bosque que no supo leer el planteamiento de Conte.

Así, la primera parte fue un verdadero aburrimiento y se podría resumir en lo dicho anteriormente. No hubo disparos a puerta que pusieran en apuros a los porteros. Alemania no podía con el entramado defensivo italiano y los «azzurri» no llegaban a la puerta de Neuer con peligro. Sin embargo, en los últimos cinco minutos el marcador pudo alterarse para las dos selecciones, primero con una ocasión de Müller y después con un remate de Sturaro que sacó Boateng.

El segundo tiempo Alemania salió con un poco más de intención ofensiva y pudo adelantarse con una gran ocasión de Müller que Florenzi sacó bajo palos, a pesar de que el balón iba fuera. En el minuto 65 Neuer sacó un balón en largo que controló Mario Gómez para cederlo a Héctor quien dio un pase atrás que, tras ser mal rechazado por Chiellini, fue rematado a gol por Özil. Italia parecía entregada porque sus jugadores aparentaban estar muy cansados después del gran trabajo defensivo desempeñado. Alemania, por su parte, decidió sentenciar el partido y tuvo varias oportunidades, sobre todo un intento de remate de tacón de Mario Gómez que fue desviado por Chiellini hacia su portería y que fue sacado de manera espectacular por Buffon.

Nunca hay que dar por muerta a Italia y en un córner Boateng hizo uno de los penaltis más absurdos del torneo al saltar con los brazos en alto y tocar el balón con la mano. Bonucci no desaprovechó la pena máxima y empató el partido. A partir de ahí no hubo más ocasiones claras. Había más miedo a perder que otra cosa y, evidentemente, el partido se fue a la prórroga.

En el tiempo extra el miedo continuó siendo la tónica. Sin ocasiones de gol claras. Por tanto, todo se decidiría desde en la tanda de penaltis. En los primeros cinco, los protagonistas fueron los porteros y los errores de los lanzadores que sólo anotaron dos. En la muerte súbita comenzaron a convertir hasta llegar al número nueve en que Neuer paró el lanzamiento de Darmian y Héctor anotó por los pelos, ya que Buffon estuvo a punto de pararlo.

Alemania está en semifinales después de eliminar por primera vez a Italia en una competición oficial y ya espera a Francia o a la sorprendente Islandia.

ESTADISTICAS ALEMANIA ITALIA

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece − 1 =