El caso Enredadera, ese oscuro entramado formado por políticos, funcionarios y empresarios aprovechados en todo el país para sacar tajada de adjudicaciones, contratos y mordidas, sigue enredando a más de uno. Ahora es el alcalde del PP de Villaquilambre (León), Manuel García, quien puede perder el bastón de mando. En las últimas horas, todos los grupos de la oposición en el consistorio municipal, liderados por el PSOE, han registrado una moción de censura contra el edil, detenido el pasado 3 de julio dentro de la Operación Enredadera y que horas después fue puesto en libertad sin cargos.

García fue detenido el pasado 3 de julio dentro de la Operación Enredadera y horas después fue puesto en libertad sin cargos

En el ayuntamiento leonés gobierna el PP con cinco ediles, mientras que en la oposición están el PSOE con tres, Ahora Villaquilambre (2), Unión del Pueblo Leonés (2), Izquierda Unida (1), UPyD (1) y tres ediles no adscritos, que pertenecían a Ciudadanos.

El pleno en el que se votará esta moción de censura para desbancar de la Alcaldía a Manuel García será previsiblemente el próximo viernes 7 de septiembre. Cerca de 40 municipios españoles están siendo investigados por la UDEF en una macrooperación contra una trama de manipulación de adjudicaciones oficiales a empresas privadas y aplicaciones informáticas de gestión de datos.

Según ha informado el Grupo Socialista de Villaquilambre en un comunicado, todos los partidos de la oposición han acordado respaldar la propuesta de candidato a la Alcaldía del portavoz socialista en el Ayuntamiento, Jorge Pérez Robles. La presunta implicación de Manuel García en el caso Enredadera se produce tras la difusión de grabaciones comprometedoras obtenidas por los agentes de la UDEF. Ese ha sido el detonante de la moción de censura. “Todos los grupos políticos hemos pedido un gesto de higiene democrática del Partido Popular y lo único que nos hemos encontrado es silencio y disculpas”, ha señalado Pérez. “No podíamos quedarnos parados y por eso, después de mantener conversaciones con el resto de partidos, hemos acordado presentar esta moción de censura para devolver a Villaquilambre la credibilidad y la estabilidad perdida por la implicación municipal en la trama corrupta”, ha explicado Jorge Pérez Robles. El portavoz socialista define la moción como “un gesto necesario de regeneración democrática” y ha añadido que lo único que pretende la iniciativa es “guiar al municipio con honradez hasta las próximas elecciones”.

En este municipio la Policía investiga un supuesto contrato por importe de 14.399 euros adjudicado a una empresa privada para la compra del “aplicativo de gestión policial”, así como la futura concesión de un contrato para la instalación de semáforos y gestión de multas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 4 =