José Antonio Rodríguez, ex alcalde de Jun.

Presidía el consistorio de un municipio de 3.000 habitantes en Granada. Nada hacía presagiar que el alcalde socialista conseguiría llegar a ser uno de los hombres de máxima confianza el Presidente del Gobierno y estar a su lado en Moncloa para coordinar las redes sociales.

Si alguien no conocía Jun antes de la caída de Sánchez como secretario general del partido, hoy el pueblo se ha convertido en un símbolo para los socialistas que apoyaron – con más que perder que ganar en aquel momento- a su líder.

Desde 2005 José Antonio Rodríguez Salas es alcalde de Jun, aunque formaba parte del Grupo Municipal desde el año 91. Un municipio pequeño desde el que su alcalde dio un paso al frente en favor de Pedro Sánchez en los momentos más amargos del ahora presidente del Gobierno. Siempre hubo sintonía entre ambos. Pero todo se lo jugó el modesto alcalde cuando la mitad más uno de la Ejecutiva del PSOE dimite y eliminan de un plumazo al secretario general del partido, elegido democráticamente por la militancia en voto directo por primera vez en su historia.

Apoyado en un principio por un mínimo grupo de militantes de base, especialmente desde Ourense, el alcalde de Jun, con todo su ejército virtual en redes sociales, lanza una campaña en el que pide un congreso extraordinario de carácter urgente para devolverle la voz a la militancia.

Apoyo a Sánchez

Poco a poco, el apoyo a Sánchez se convierte en un movimiento perfectamente organizado y orquestado a través de la fuerza de las redes sociales del alcalde del pequeño municipio granadino.

Una odisea que permitió el triunfo de David a Goliat y que llevó a Sánchez a ganar las elecciones Primarias del PSOE frente a su rival Susana Díaz y el también candidato Patxi López.

El entusiasmo, perseverancia y horas y horas de trabajo -todo el que le permitía tener libre tras ejercer cada día sus funciones como alcalde de Jun- fueron decisivos para el triunfo histórico de Pedro Sánchez.

Mientras daba el biberón a su hija o mientras acompañaba a su mujer al médico , de lunes a domingo y de domingo a lunes, José Antonio Rodríguez seguía trabajando sin tregua para que la militancia devolviera a Sánchez lo que, desde su criterio, le había robado parte de la ejecutiva socialista y el Comité Federal.

La noche de las Primarias, mientras ya se olía el triunfo, el alcalde de Juan estaba en Granada con el recuento de votos.

Tan sólo dieciséis meses después, el alcalde de Jun presentaba su dimisión para responder, sin pensárselo dos veces, a la llamada de Pedro Sánchez desde Moncloa.

Las redes sociales, el fuerte del ya ex alcalde, serán de nuevo su caballo de batalla para ayudar al Gobierno del PSOE que llega al Gobierno de forma inesperada tras ganar la moción de censura contra Mariano Rajoy.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − uno =