El Juzgado de Instrucción número dos de Alicante ha finalizado la instrucción y ha dictado auto de procedimiento abreviado en la causa abierta para investigar al alcalde del municipio, Gabriel Echávarri, por el despido irregular de una trabajadora del Consistorio, cuñada del portavoz de la oposición en el Ayuntamiento.

La instructora encuentra indicios de la comisión de un delito de prevaricación en la actuación del primer edil y considera que despidió a la funcionaria interina “como represalia” por ser cuñada del portavoz municipal del Partido Popular, Luis Barcala, que días antes le había denunciado por supuesto fraccionamiento de contratos

En su auto, la magistrada considera que no hay duda de que el alcalde “ordenó el despido inmediato de la cuñada de Barcala”, sin hacer mención alguna a la causa por la cual debía ser cesada “un día después de que el concejal de la oposición interpusiera la denuncia por fraccionar contratos”, hechos por lo que Echávarri también ha sido procesado en otra causa instruida por otro juzgado.

Añade la resolución que existen indicios de que el Decreto de cese de la funcionaria “obedece únicamente a la voluntad del alcalde en una evidente, patente, flagrante y clamorosa desviación de poder, dando apariencia de legalidad a su voluntad que se erige como fuente del derecho”. Explica que Echávarri actuó de forma “arbitraria”, y “para dar forma jurídica a la orden recibida los técnicos elaboran un Decreto de cese, indicando como causa del mismo realizaba trabajos para el Centro de las Artes y en La Lonja de Pescado, destino distinto a aquel para el que había sido nombrada con ocasión de la puesta en marcha del Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA) y Las Cigarreras y en ese momento se dedicaba a preparar las exposiciones en el Centro de las Artes y en La Lonja de Pescado.

En cuanto al concejal responsable del área de Recursos Humanos, Carlos Giménez, la jueza considera que no ha quedado suficientemente acreditado que cometiera el delito por el que se le investigaba y acuerda el sobreseimiento provisional de la causa.

La magistrada concluye que el concejal actuó “movido por la preeminencia orgánica del Alcalde respecto a él y por dictamen de los técnicos del Ayuntamiento, no habiendo tenido más intervención que la firma del Decreto que fue dictado por orden directa” del primer edil alicantino.

Con el auto dictado por el juzgado de Instrucción 2 y notificado a las partes, la jueza acaba la investigación, transforma las diligencias previas en procedimiento abreviado y le comunica a las partes que se abre plazo para que pidan la apertura de juicio oral, presenten los escritos de acusación en los que concretarán delitos y penas, o bien soliciten el archivo de la causa. En este trámite y de manera excepcional acusaciones y defensa pueden solicitar la práctica de nuevas diligencias.

Con esta resolución, que puede ser recurrida ante la Audiencia provincial, el asunto queda listo para el juicio si alguna de las acusaciones personadas lo solicitan.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − cinco =