Tal y como informa El Mundo, Alberto Carbajo ha sido designado para entrar como consejero en Red Eléctrica Española en sustitución de Ángeles Amador. Es un nombramiento de “cuota PSOE” que demuestra las buenas relaciones de la Gran Coalición. El futuro nombramiento se produce a propuesta del Ministerio de Hacienda, a quien le tocaba nombrar en ese juego entre distintos departamentos ministeriales, y es una victoria del ministro Cristóbal “Sr. Burns” Montoro. En cierto sentido el nombramiento sirve para compensar al polémico Arsenio Fernández de Mesa y, en otro sentido, el ministro le gana la partida al presidente de REE.

Alberto Carbajo es un reconocido experto en el mundo de la energía eléctrica que ha sido director general de Minas e Industrias de la Construcción del Ministerio de Industria y Energía, consejero de Endesa y Petronor, consejero de la Comisión del Sistema Eléctrico Nacional, asesor de la UE para la adecuación del esquema regulatorio del Sistema Eléctrico de Rumanía, consultor del Banco Mundial para el diagnóstico del Sistema Eléctrico de Honduras y ha desarrollado tareas regulatorias del sector eléctrico en países como Argentina, Chile y Colombia. Siempre se ha mostrado crítico con la política energética del PP.

Designación polémica

El nombramiento no ha sido sencillo. Desde hace más de un mes Montoro viene luchando porque se nombre a Carbajo consejero. Al vencer el mandato de Amador, desde el ministerio de Hacienda siempre se pensó en alguien cercano al PSOE para facilitar las negociaciones gubernamentales. Y nadie mejor que el postulante por ser amigo personal del presidente de la Gestora, Javier Fernández. Se cierra el círculo de la Gran Coalición, que en este tipo de nombramientos siempre ha existido, y se gana una batalla contra el aparato de Génova y el presidente de REE. María Dolores Cospedal ya había logrado colocar a Fernández de Mesa a petición de su amigo Mariano Rajoy. Y ahora pretendía colocar a alguna persona de su total confianza.

A ello se suma, el poco aprecio profesional que José Folgado siente por Carbajo. A quien, hay que recordar, cesó en 2012 de su puesto como Jefe de Operaciones. Según fuentes internas de REE reconocen que no fue tan sólo un motivo político el que impulsó el despido, sino por no coincidir profesionalmente ya que habían tenido roces mientras Folgado era consejero de la misma empresa.

Además, y siguiendo la legislación española, Folgado, para evitar el nombramiento de Carbajo, había solicitado a Montoro que nombrase una mujer. Al cesar Amador debía cubrirse el cargo con otra mujer pues el consejo se encuentra muy masculinizado. Pero, al final, Montoro, mediante su pacto con el PSOE, ha logrado el nombramiento de Carbajo. Un nombramiento que ha sido peleado y fajado durante mucho tiempo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − Doce =