Nunca se entendió Aznar , ni el PP, bien del todo con el Rey Juan Carlos. Sin lugar a dudas, los populares prefieren a Felipe VI. Tras las últimas opiniones del monarca emérito sobre la crisis de Cataluña, que en nada benefician al Ejecutivo, el Gobierno no sabe cómo mantener al padre del actual soberano lo más lejos posible de los focos.

Juan Carlos I: “Todo lo que está ocurriendo en Cataluña es culpa de éstos del PP”

Lo publicó primero El Mundo de forma discreta y después algunos medios. Ayer le dio más visibilidad la Prensa independentista. Pero lo cierto es que poca luz y taquígrafo se ha querido dar a la opinión del Rey Juan Carlos sobre lo que está ocurriendo con la crisis soberanista. El Monarca, aseguró en un encuentro, al que asistieron entre otros el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig,y el ex ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Garccía-Margallo, que “todo lo que está pasando en Cataluña es culpa de éstos del PP”.

Fuentes de toda solvencia aseguran a Diario16 que la Casa Real tiene el mismo interés que el PP en mantener al Rey Juan Carlos lejos de la actualidad política del país. De sobra es sabido, que ni siquiera se invitó al monarca a los 40 años de Democracia, un solemne acto en el Congreso al que asistieron todos los protagonistas de la Transición, todos menos el padre de Felipe VI.

Los últimos años del reinado oficial de Juan Carlos I hicieron caer en picado su popularidad. De ser un rey querido y respetado, incluso entre los republicanos, pasó a ser un personaje incómodo en el que ya los medios, sin censura alguna, publicaban sus infidelidades, su intensa vida con las mujeres, y hasta su afición por la caza mayor que le causó un gran disgusto y le obligó a pedir perdón en público, un gesto que dio la vuelta al mundo.Lo ocurrido con Urdangarín y la infanta Elena tampoco ayudaron a la imagen pública de un monarca al que se veía envejecido, acabado y con escaso apoyo social.

Pero lo cierto es que el padre del actual monarca, siempre tuvo gestos más cercanos y de mayor complicidad con los socialistas. No había más que ver el apretón de manos oficial con el que siempre recibió a Aznar, frente los abrazos y palmadas en la espalda con los que saludaba a Felipe González. Con Rodríguez Zapatero también tuvo buen entendimiento el monarca.

Pero lo cierto es que sus palabras sobre Cataluña dejan entrever un secreto a voces que el Ejecutivo y la mayor parte de la Prensa española ha querido esconder: que el conflicto soberanista, casi con toda seguridad, no se hubiera producido de haber tenido a otros gobernantes en España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDenunciado un canal de youtube holandés por grabarse tomando drogas
Artículo siguienteExtemporáneo

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + tres =