Ayer salían a la luz una serie de comentarios que el candidato republicano a la Presidencia de la Casa Blanca, Donald Trump realizó en 2005. En el audio pueden escucharse afirmaciones vejatorias respecto a las   mujeres, en las que se afirma que cuando eres famoso “puedes hacer con ellas lo que quieras”. Suponen en la recta final de la campaña electoral un varapalo –uno más– para el contrincante de Hillary Clinton.

Las respuestas no se han hecho esperar: desde la propia Clinton, manifestando a través de su cuenta de twitter: “Es horrible. No podemos permitir que este hombre llegue a ser presidente”, hasta sus propios compañeros del partido republicano, como Paul Ryan (representante del partido por Wisconsin), quien ha cancelado un acto que tenía previsto con Trump, y Reince Priebus (Presidente del Comité Nacional del Partido Republicano) que ha condenado duramente la falta de respeto hacia las mujeres. Sin embargo, estos últimos no han retirado su apoyo al candidato, tal y como sí lo han hecho Romney y Jeb Bush.

Llama la atención que quienes más duros están siendo procedean de las propias filas de Trump: Ha sido el senador republicano, Mark Kirk, quien ha pedido que se proponga otro candidato para la presidencia, al considerar que el actual es un “payaso maligno”.

Por su parte, Donald Trump ha contestado con el siguiente comunicado:

Esta es mi declaración.

Nunca dije que era una persona perfecta ni pretendí serlo. He dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y las palabras que se hicieron públicas hoy en ese video de más de una década es una de ellas. Cualquiera que me conozca, sabe que esas palabras no reflejan quien soy.

Lo dije, estuve mal y me disculpo.

He viajado por el país hablando sobre cómo cambiar Estados Unidos. Pero mis viajes me han cambiado a mí. He pasado tiempo con madres afligidas por la muerte de sus hijos, trabajadores despedidos cuyos trabajos se han ido fuera del país, y con personas con toda clase de estilo de vida que sólo quieren un mejor futuro. He logrado conocer gente grandiosa de nuestro país, y he sido honrado por la fe que pusieron en mí. Ruego ser un mejor hombre mañana y prometo nunca decepcionarlos.

Seamos honestos. Vivimos en el mundo real. Esto no es más que una distracción de los problemas importantes que enfrentamos hoy. Se pierden trabajos, nos sentimos más inseguros que hace 8 años y Washington está en quiebra.

Hillary Clinton, y su especie, han dejado el país por los suelos.

He dicho tonterías, pero hay una gran diferencia entre palabras y acciones. Bill Clinton sí abusó mujeres y Hillary acosó, atacó, avergonzó e intimidó a sus víctimas. Discutiremos esto en los próximos días.

Les veo el domingo en el debate.”

Pero no solamente ha habido reacciones en el entorno político. El actor Robert de Niro ha publicado en las últimas horas un vídeo donde abiertamente expresa su deseo de “partirle la cara” a Trump:

Se prevé que el debate electoral del próximo domingo suscite gran interés gracias a que estas declaraciones han visto la luz. Será el público quien tome la palabra y, a pesar de que Trump está más acostumbrado a este tipo de encuentros, el momento hace que no tenga la simpatía de la población ni el apoyo de los suyos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 13 =