Desde que a un ser humano se le ocurrió hacer sonido vocales diferentes al habla, desde que con un simple hueso con orificios sirvió de primer instrumento musical, desde que al compás de palmas, voces e instrumentos rudimentarios los seres humanos realizaban diversos ritos, la música y la danza han estado entre nosotros. No hay fiesta, ritual o celebración que no cuente con su propia música y danza. Si cada uno lo piensa la música y la danza forman parte de del propio legado antropológico, de la cultura, de la vida, de los muchos momentos de diversión. Por este motivo desde Podemos Comunidad de Madrid han registrado una Proposición No de Ley (PNL) para salvar las Escuelas Municipales de Música y Danza.

Jazmín Beirak, diputada de la formación morada, entiende que gracias a la propuesta que presenta Podemos se garantiza que todas las personas tengan acceso con las mismas oportunidades al conocimiento musical. No todos los municipios tienen la misma capacidad económica de sostener con fondos propios escuelas de música y/o danza por el tamaño de los mismos. Salvo excepciones como la Escuela Municipal de Música Dionisio Aguado de Fuenlabrada y que cuenta con el total apoyo del alcalde socialista Manuel Robles, existen muchos municipios que carecen de esa capacidad pero que desean fomentar la cultura entre su ciudadanía.

Para Beirak el gobierno de Cristina Cifuentes deja de lado a las escuelas municipales porque no están bajo su competencia directa al no ser una educación reglada. Sí apoyan los conservatorios de música a los que no acceden todas las personas por limitación y capacidad. Las escuelas de música no pretenden formar a genios musicales sino socializar, independientemente de las capacidades, la cultura musical y de la danza. No quieren formar profesionales en sí sino ofrecer un servicio cultural o un primer paso hacia el mundo de las artes musicales. Por ello entienden que la Comunidad de Madrid sí debe contribuir a la financiación parcial de las mismas a fin de que no desaparezcan. Desde 2013, denuncian en Podemos, la Comunidad se ha olvidado de estas escuelas municipales y las están llevando al ahogamiento financiero. Entiende la diputada podemita que “la política autonómica consiste en garantizar que todos los habitantes de la región tengan las mismas oportunidades y puedan acceder en condiciones de igualdad”.

Las escuelas de música no pretenden formar a genios musicales sino socializar la cultura musical y de la danza

Mas no es sólo dinero lo que se requiere sino una reglamentación que permita a las propias escuelas saber qué condiciones mínimas han de reunir para desempeñar con éxito su labor. Da igual que se enseñe Chopin o Muddy Waters, lo importante es reglamentar las condiciones de uso y de instalaciones porque, sensu contrario, las diferencias se agravan aún más entre las que disponen de medios suficientes en su municipio y las que pertenecen a municipios con menos recursos. A ello habría que sumar aquellos municipios, muchos gobernados por el PP, donde se están dejando perecer a las escuelas municipales de música.

Durante años el aguirrismo, fuese bajo la mano de Aguirre, González o Granados, ha estado llevándose el dinero público a los bolsillos privados. Es momento, pues, de que todas aquellas iniciativas que desarrollaron muchos gobiernos de izquierdas del PSOE e IU puedan seguir teniendo continuidad real sin depender de los propios recursos municipales por el tamaño o las deudas abultadas de los mismos. En Podemos quieren seguir potenciando una cultura que sea para todos y todas, no sólo de ricos y poderosos, no sólo basado en el elitismo cultural, no sólo una tipo de música y danza, sino la socialización y popularización del mundo musical y de la danza.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 2 =