La expresidenta de la Comunidad de Madrid y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado este lunes, en una entrevista en la Cadena Cope, que no se querellará contra las “mentiras” de su exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados, que la ha situado como responsable última de la supuesta financiación ilegal del partido, porque no tiene “dinero para abogados” y porque no tiene “nada” de qué esconderse.

Sobre esta cuestión, conviene recordar que Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, además de las propiedades familiares de su marido, Fernando Ramírez de Haro, Conde de Murillo,  tiene supuestamente, importantes inmuebles a su nombre, tanto fincas rústicas como urbanas.

Entre ellas destacan una finca de 500 hectáreas en la provincia de Salamanca, sus participaciones en locales e inmuebles arrendados en exclusivas zonas de Madrid, así como en una finca de 147 hectáreas en El Escorial (valorada en unos 6 millones de euros). También figura, por último, como propietaria de un palacete situado en la calle de Jesús del Valle, en pleno centro de Madrid.

Aguirre, en la entrevista, ha matizado que “nadie ha insinuado siquiera” que se haya enriquecido con el dinero que ha gestionado”, a juicio de Aguirre, Granados sólo ha dicho que ella era “consciente” de que existía una campaña de refuerzo, siendo ella candidata, en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011.

En este sentido, y en relación con las afirmaciones de Granados en su declaración la pasada semana en la Audiencia Nacional, Esperanza Aguirre ha destacado que el exsecretario general ha lanzado esas acusaciones “sin pruebas” y “tendrá que demostrarlo”. “Los imputados tienen derecho a mentir y yo veo bien que haya cambiado de estrategia para intentar reducir su condena” ha dicho, además, la expresidenta e la Comunidad de Madrid, advirtió que el Fiscal General del Estado, Julián Sánchez Melgar, “ ha dicho que acusar sin pruebas es difamar” y serán los jueces los que decidan si tiene o no razón. .

Sobre las cuentas del partido, Aguirre ha defendido que ella no vio ninguna y que en el PP había cuatro personas encargadas de eso. Sobre Granados, y sin querer tampoco entrar a opinar en sus declaraciones, entiende que este ‘giro’ en su defensa, responde a su interés de querer reducir su condena.

“Trata de disminuir su condena y en España eso es posible”, ha dicho Aguirre, además de recordar que no todo el mundo tiene un “millón de euros en el altillo”, en referencia a la cantidad que se encontró en un armario de casa de los suegros de Granados.

Preguntada por si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le llegó a advertir de Granados y González, Aguirre se ha limitado a decir que ninguno de los dos fue “santo de su devoción”. “Tampoco voy a decir que yo lo fuera, pero teníamos buena relación personal, a los otros ni los trataba”, ha dicho.

Aguirre ha negado que ella “amagara” para disputar a Rajoy la presidencia del partido. “Si hubiera querido presentarme habría pedido algún aval”, ha dicho.

Lo que sí ha reconocido es que en 2008, tras las elecciones, si Mariano Rajoy se hubiera retirado, “como parecía que iba a ser”, a lo mejor si se hubiera planteado presentarse.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 3 =