Coato es una de las cooperativas agrarias más importantes de España, la mayor en el sector de la almendra en Almería y Murcia. Según su página web, «se ha establecido como una de las cooperativas más importantes del sector ampliando su actividad a otros productos (frutas y hortalizas frescas, almendra, aceite, miel, etc.). Cosechando a lo largo de esta trayectoria los más importantes reconocimientos en calidad y sostenibilidad», realizando actividades de:

  • Manipulación, envasado y comercialización de frutas y hortalizas frescas.
  • Molturación, envasado y comercialización de pimiento para pimentón.
  • Descascarado, industrializado y comercialización de almendra.
  • Molturado y comercialización de aceite de oliva virgen extra.
  • Envasado y comercialización de miel.
  • Diversos elaborados y procesados a base de frutas y hortalizas, almendra, miel, pimentón y aceitunas y aceite.
  • Suministro de combustibles, abonos, fitosanitarios y demás productos

Además, Coato gestiona más de 3.000 explotaciones agrarias en Murcia, Andalucía, Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana.

Sin embargo, los cooperativistas del sector de la almendra están en pie de guerra contra el presidente José Luis Hernández Costa por el conflicto generado a causa de los precios de liquidación de las cosechas que, según los afectados, se realizan a un precio inferior al del mercado.

En la campaña 2016/17 COATO liquidó en algunas variedades de almendra a más de 3 euros por debajo de mercado, que supusieron unas pérdidas a los agricultores estimadas en más de 2,5 millones de euros comparándolas con las liquidaciones de otras cooperativas y empresas de la zona y a nivel nacional.

Soy tonto y me engañan dos veces, pero tres no. Alguien lo ha hecho muy mal y no son los socios sino José Luís Hernandez Costa con su política y para su beneficio ha firmado la muerte de COATO. Me da pena perder mi empresa, pero no puedo perder mi casa ni mi dignidad. ¡No me roban más!

Para esta campaña 2017/18 las liquidaciones comenzaron en los primeros días del mes de julio y ha vuelto a ocurrir lo mismo ya que el precio liquidado por Coato en relación con el de otros lugares de España. El día en que comenzaron las liquidaciones en la Lonja de Reus se marcó como precio por el kilo de la almendra comuna convencional 4,55 euros, mientras que Coato pagó a los socios de la cooperativa 4,20 euros por kilo de la almendra pepita. Hay que tener en cuenta que los precios de lonja antes de campaña son los más bajos del año además de que la Lonja de Reus es la que marca los precios más bajos a nivel nacional. A esos 4,20 euros hay que descontar el gasto de gestión del 2% cuando se supone que en la propia liquidación ya se deberían haber aplicado al producto los gastos generales de la cooperativa. Al agricultor, además, se le restan otra serie de gastos que también deberían estar aplicados antes de la liquidación.

«Hace ya un año que me estafaron con el precio de mi cosecha pagándome a 5 euros lo que en otras cooperativas pagaron a 9 euros. Nueve veces me topé con la democracia de COATO en una vergüenza de Asamblea General presidida por el dictador José Luis Hernández Costa. Dos veces me volvieron a estafar rapiñando otro euro, euro y medio según variedad por kilo de pepita de almendra. Todo esto ha provocado que pida mi baja para que no me obliguen a tomarme el bolsillo otros 5 años, por la pamplina de los Fondos OPFH, que nunca he conocido ni disfrutado y, después de eso, me llaman a una reunión que nunca antes habían convocado y a la que asistieron menos de una docena de agricultores de almendra. ¡Encima me piden que les entregue de nuevo mi cosecha! Soy tonto y me engañan dos veces, pero tres no. De 4.000 socios que manteníamos y levantamos COATO sólo quedan una docena y entre ellos el Consejo Rector. Alguien lo ha hecho muy mal y no son los socios sino José Luís Hernandez Costa con su política y para su beneficio ha firmado la muerte de COATO. Me da pena perder mi empresa, pero no puedo perder mi casa ni mi dignidad. ¡No me roban más, yo ya no tengo miedo! COATO sin el producto sus socios no es nada», cuenta a Diario16 uno de los muchos afectados con los que hemos hablado.

El conflicto ha llegado a tal punto que, tal y como informamos en Diario16, los agricultores productores de almendra de Coato en Murcia han decidido por unanimidad no entregar la cosecha de esta campaña a los actuales gestores, a los que califican de nefastos, «dada la falta de confianza que tienen hacia los mismos y dados los deficientes resultados económicos de las pasadas campañas», además de anunciar la interposición de una denuncia ante la Fiscalía porque hay indicios documentales suficientes sobre actividades de los actuales gestores que podrían ser constitutivas de delito.

La Asociación Nacional de afectados por las liquidaciones de Coato (ANACO), en la que se encuentran representados productores agrarios de otros sectores afectados, decidió el pasado mes de julio denunciar a los actuales gestores ante la Consejería de Agricultura de la Región de Murcia, el OLAF (organismo que investiga el fraude contra el presupuesto de la Unión Europea, la corrupción y las faltas graves de conducta en los organismos europeos) y el Ministerio de Agricultura, por presuntas irregularidades en las ayudas OPFH (Organización de Productores de Frutas y Hortalizas).

Por otro lado, se denuncia también una falta absoluta de democracia dentro de la cooperativa, algo que se pudo comprobar en la Asamblea General de diciembre del año pasado donde menos de 10 cooperativistas dispusieron de 1.000 votos algo que atenta directamente contra la ley de cooperativas que fija el límite para personas jurídicas y físicas en 5 votos para socios productores.

Todas estas irregularidades, además, están avaladas por un informe encargado por ANACO a la presidenta de la Cátedra de Economía Social de la Universidad de Murcia, documento que será entregado a los Juzgados de Murcia, a la Inspección de Trabajo y la Dirección General de Trabajo Autónomo de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas del Ministerio de Trabajo.

Los socios de Coato denuncian que se les está pagando por debajo del precio de mercado (y la documentación a la que ha tenido acceso Diario16 así lo certifica). Por tanto, ¿dónde ha ido ese dinero? Los afectados acusan a José Luis Hernández Costa de estar lucrándose personalmente. Tras 38 años de presidencia del Consejo Rector, los socios han podido averiguar ciertos movimientos que podrían ser constitutivos de delito en la persona de su presidente. En concreto, han descubierto una verdadera red de sociedades controladas por un grupo muy pequeño de personas, muchas de ellas emparentadas y que terminan por controlar Coato y algunas otras sociedades cooperativas, supuestamente, dedicadas a otros menesteres. Así Hernández Costa es presidente de Coato, Coaco, Oro Líquido y de la cooperativa de segundo grado Agrobio. También es vocal de Coto Espuña, e Interventor de Nature Green. Los socios también vinculan al presidente a AMPOAS (Asociación Mediterránea de Productos y Operadores de Agricultura Sostenible), cuyas oficinas se encuentra «curiosamente» en la sede social de Coato. La esposa de Hernández Costa, Lucía Molina Bayonas, es presidenta de Nature Green, la cual se fundó en 2005, con el mismo domicilio social que Coato y cuyas secretarias eran Ángeles Costa Ruíz (madre del presidente) y Pilar Hernández Costa (hermana). Actualmente, la secretaria de esa empresa es Lucía Hernández Molina (hija), quien, además, también ocupa la primera vocalía en Coto Espuña.

Nature Green compró la tercera planta del CEBAG de Totana (Murcia), para, posteriormente, vendérsela a Coaco por el precio del valor catastral, aunque no se especifican cuáles fueron esas cantidades. Esta venta de una empresa personal a la otra empresa, de la que además Nature Green es socia, es el fundamento de estos socios para advertir del posible lucro personal de Hernández Costa. Coaco, según los socios de Coato, es una empresa creada por el propio presidente para «introducir a las sociedades limitadas y anónimas para no perder la condición de especialmente protegida» dentro de COATO, algo que jamás se puso en conocimiento de los socios cooperativistas.

Pero no sólo son Coaco y Nature Green, sino que Oro Líquido y Oro Molido, también parecen ser sociedades cooperativas instrumentales. De hecho, ni Coaco ni Oro Líquido han presentado cuentas, ni consta que hayan elegido Consejos Rectores, aunque los tienen. Y en ellos aparecen más personas que acaban conformando la red, de las que hablaremos próximamente una vez hayamos analizado toda la documentación a la que Diario16 ha tenido acceso.

Lo que parece quedar claro es que las personas que integran el Consejo Rector de Coato, que parece ser la única cooperativa «real», podrían estar presuntamente incluidas en la red que se ha ido conformando desde la presidencia de Hernández Costa, según denuncian los socios, con diversas empresas cooperativas, sociedades anónimas y limitadas. ¿Para qué esta estructura empresarial? Eso es lo que desean saber los socios, que ponen sus cosechas en juego. Por ello, han decidido presentar las denuncias anteriormente indicadas para que sean las distintas administraciones las encargadas de investigarlo.

Por todo lo anterior, podemos colegir que el conflicto de Coato va más allá de una disputa por el precio de la almendra o por diferencias internas por el modelo de gestión.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =