Juan Carrión podría haber sido un profesor de inglés normal, que pretendía avivar la llama de sus estudiantes con métodos distintos. Todo hubiera seguido así, de no haberse empeñado en conocer la dicción completa de las letras de The Beatles.

La historia se retrata con un profesor que viaja a Almería a conocer a John Lennon. El componente del mítico cuarteto, se encontraba en aquel momento en la provincia andaluza rodando la película Cómo gané la guerra.

Era 1966, y el inglés todavía no se había impuesto como segunda lengua en los colegios, se prefería el francés, pero la magia no estaba en el idioma, sino en el ímpetu de un profesor de Madrid dispuesto a todo, para que sus alumnos le hicieran caso.

Ni corto ni perezoso cogió su coche, y emprendió un largo viaje hasta Almería, lugar en el que con suerte podría encontrar a uno de esos melenudos que tan locos volvía a él y a sus alumnos. Fue entonces cuando alcanzó su reto, Juan y John se encontraron, se conocieron en el paraje en el que Lennon escribió Strawberry Fields.

La historia se relató en 2013, con un libro titulado Juan y John, escrito por Javier Adolfo Iglesias y con una película Vivir es fácil con los ojos cerrados, ganadora del premio Goya, dirigida por David Trueba. Ambas cuentan hoy como un sentido homenaje al profesor Carrión, el cual nos dejó hace uno días.

Las dos obras relatan la candidez de un hombre que quería enseñar, pero también de como el empeño y el ímpetu por hacerlo mejor, nos pueden conducir a cotas insospechadas, como la de tener el honor de ser el hombre que puso las letras en los discos de los de Liverpool.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 12 =