Si lo tuyo es la fotografía, no sé a qué esperas para meterte de lleno en este mundo lleno de magia y de vida. Siempre puedes hacer un curso de fotografía para aprender a hacer las mejores fotografías que puedes imaginar y poder recordar cada momento concentrado en imágenes de calidad.

La fotografía se aprende como cualquier otro hobby, ya sea a nivel de entretenimiento como a nivel profesional. Años atrás si querías aprender sobre fotografía tenias que buscar un lugar especializado invirtiendo una gran cantidad de dinero donde pudieras obtener una titulación que permitiera abrir el mundo laboral. En la actualidad, los tiempos han cambiado, y lo tienes mucho más fácil. En Internet puedes formarte cursando diferentes temáticas que se irán complementando a tu formación, llegando a ser incluso un experto en la materia. Independientemente de que tu interés no sea dedicarte a ello profesionalmente, puedes obtener un certificado que siempre puede ser útil en el futuro. Nunca sabemos lo que puede pasar, en ocasiones los hobbies se formalizan en algo que va más allá del puro entretenimiento.

Es importante que conozcas algunas pinceladas que rodean este mundo. Para comenzar hablaremos del origen de la fotografía, así como de algunos referentes que servirán como modelos para tu motivación y admiración por este precioso arte.

El sentido de la fotografía

El principal objetivo de la fotografía es transmitir un sentimiento o una sensación que la persona que ha captado la imagen ha observado en ese momento. La fotografía es como cualquier arte, expresa lo que el autor quiere transmitir, pero hay diferentes interpretaciones desde el punto de vista de cada observador externo. La diferencia con la pintura, por ejemplo, es que la fotografía es real, el objeto de estudio en el que se centra es una realidad que existe, aunque la interpretación pueda ser diferente.

Origen de la fotografía

El término de ¨Fotografía¨ se originó en Grecia, viene de la palabra ¨foto¨ que quiere decir ¨luz¨; y de ¨grafía¨ que significa ¨escrito¨. Ambas palabras juntas expresan la idea de dibujar en luz imágenes perdurables. Gracias a la fotografía se desarrollaron otros métodos como el cine en 1890. La fotografía fue el inicio del mundo audiovisual, de ahí su gran importancia. Una vez se pudieron captar figuras abstraídas de la realidad de manera inmóvil, el siguiente paso fue hacer mover esas figuras en movimiento para contar historias. Como veis, todo tiene un proceso, pero el simple hecho de poder mostrar algo de modo visual fue toda una revolución.

En 1839, el inglés John Herschel usó por primera vez el término fotografía. Fue un matemático que logró descubrir que las sales de plata son insolubles combinadas con otras sustancias químicas. De tal modo, consiguió que las imágenes fueran fijas y constantes. Ese mismo año, Herschel inventó el papel de fotografía, y juntos crearon lo que conocemos ahora.

No obstante, las cámaras de fotografía aparecieron mucho antes, en el siglo XIX. La combinación de químicos para obtener el resultado fotográfico que conocemos en actualidad, aunque modernizado, fue un descubrimiento posterior. Las primeras cámaras fotográficas mostraban imágenes invertidas, es decir, de cabeza abajo. Estas imágenes se reflejaban en la pared de manera opuesta para conseguir darles la vuelta, donde se ponía un lente de cristal en un agujero. El cuarto tenia que permanecer oscuro para que al entrar la luz viaja en dirección a la cámara creando un efecto en el que la pared de debajo de la imagen llegase a la parte de arriba formando la figura del objeto. Parece sofisticado, pero el resultado estaba muy alejado a lo que conocemos hoy en día. El proceso comenzó en 1730, pasando por modernizaciones e inventos tecnológicos que mejoraron la metodología hasta las cámaras digitales que conocemos ahora.

Modelos o referentes de la fotografía

Adams Ansel

Es un fotógrafo americano que fotografiaba paisajes de su país. Usaba el blanco y negro para mostrar la belleza más pura de EE. UU. La mayor característica de su forma de trabajar era el contraste de luces y sombras que causaban un acabado artístico espectacular sobre los paisajes naturales. Además, la claridad de la lente y la distancia focal era los dos aspectos más importantes en su metodología a utilizar.

Si quieres saber más sobre este fotógrafo y aprender de sus métodos, deberías saber que escribió una trilogía llamada: ¨La cámara, el negativo y la copia¨.

Henri Cartier Bresson

Es un fotógrafo francés que viajó por todo el mundo fotografiando las realidades que existían en diferentes países de un modo magistral. Sus primeros trabajos profesionales fueron en África donde se centró en la vida salvaje del continente. Más adelante se recorrió casi el mundo entero: España, Italia, Alemania, Hungría, etc. Sus temas principales eran la marginalidad, lo diferente y las cicatrices del mundo. También viajó a México donde fotografió a personas de clase baja que vivían en zonas marginales.  Su fotografía es real y desborda autenticidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =