Cuando se gobierna para los que más tienen, para los poderosos, todo parece ir sobre ruedas. Cuando los gobernantes aceptan las puertas giratorias, hacen la vista la gorda ante el abuso de las grandes compañías energéticas, rinden pleitesía a los poderes de la prensa y el dinero, todo parece ser un camino de rosas.

El problema viene cuando un gobernante planta cara a estas empresas y decide gobernar para beneficiar a la gente, para la ciudadanía, antes que para los grandes monstruos del capital. Entonces ruge la marabunta, suenan las trompetas del apocalipsis y los vocingleros del sistema, esos medios de comunicación comprados y cainitas, entonan cánticos de alarma ante la barbarie que para ellos supone que las grandes compañías energéticas tengan por ejemplo que aceptar la corresponsabilidad en la lucha contra la pobreza energética.

Esto ha pasado en el ayuntamiento de Barcelona, en el que Ada Colau está intentando presionar a las eléctricas para que en el nuevo contrato de energía de la ciudad, las empresas se vean obligadas a firmar un convenio con el ayuntamiento, por el que las compañías tienen que aceptar hacerse responsable del 50% de la factura de la pobreza energética.

¡Ojo! Colau sólo intenta que se cumpla la ley 24/2015 que introduce que la administración tiene la obligación de establecer convenios con estas empresas para luchar contra la pobreza energética para que sea la ciudadanía, y no sólo la empresa, la que salga también beneficiada. Pero claro, estos grandes poderosos se encuentran con gobiernos, como el de Colau, que estas leyes se la toman muy en serio y no como los parlamentos y gobiernos locales que dirigen otros partidos, que sólo hacen el paripé de aprobar dichas leyes para luego no cumplirlas y beneficiar, claro está, a los que luego les ofrecen un puesto muy bien remunerado en sus consejos de administración.

Efectivamente, cuando Colau ha apretado las tuercas a las compañías energéticas, no han tardado en saltar los altavoces del régimen, esos medios que reciben cientos de miles de euros en publicidad de estas empresas para ir al cuello de la alcaldesa.

También las empresas, por su parte, han recurrido el nuevo contrato ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público alegando, no se lo pierdan, que las cláusulas del nuevo contrato resultan “discriminatorias” para ellas. ¿Discriminatorias frente a quién?, ¿frente a las pequeñas empresas que han optado al concurso y han aceptado la ley sin rechistar?…

La poca vergüenza, en este caso de Gas Natural y Endesa, que han sido las empresas que han presentado recurso, es del todo palpable. Hablan de discriminación pero no hablan de que son ellas las que discriminan a la gente que menos tiene y a la que dan un servicio por el que cobran. Y ¿saben por qué?… Muy sencillo, porque la gente no les importa absolutamente nada, sólo entienden el lenguaje de los beneficios, son entes sin alma que miran para otro lado cuando por ejemplo una anciana muere en un incendio por tener que alumbrar su casa con una vela.

Esto es así. Pero afortunadamente están surgiendo gobernantes e instituciones que ponen por delante a la gente antes que a estas compañías, a las que por otro lado sólo se les está exigiendo, como dije antes, que cumplan la ley, nada más.

El problema es que se encuentran con dirigentes que no se venden y eso les da mucho miedo. Ven peligrar sus intereses porque se encuentran con políticos que no claudican a sus intereses. Porque una cosa tengo clara: les jode que a pesar de que sigan existiendo las puertas giratorias haya gente en política que se niegue a formar parte de sus consejos de administración.

Todo el mundo no tiene un precio y eso, en los tiempos que corren, es alentador. Esperemos que a dirigentes como Ada Colau no se les olvide esto nunca.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

17 Comentarios

  1. Yo soy de Zaragoza y llevo unos cuantos años que no soy de ENDESA, me cambié a una minoritaria y es lo que tendríamos que hacer todos salgo mejor o igual pero por lo menos doy de comer menos a ésta banda, a ver cuando en éste país la geste espabila y se enteran de una P. vez que `PP-PSOE son la misma mierda

  2. Que pena que no haya mas personas en la politica como tu Colau ..gracias por ser persona ..y cuidar de gente que lo necesita…no como los sinvergüenzas de Aznar y compañía.. gracias Colau..

  3. …Estoy esperando que el Ayuntamiento otorgue el contrato a la minoritaria ganadora del concurso para cambiarme a ella.
    Los ciudadanos debemos elegir y premiar a las compañías que mejor nos trata… Algo podemos hacer para tener un trato más justo… y, lo más importante, influímos en el mercado defendiendo nuestros legítimos intereses y apoyamos la gestión de los políticos honestos. Tomemos cartas, se trata de nuestro bienestar y de nuestros intereses.

    • El concurso sólo es para el alumbrado de las calles y edificios públicos. Tú, como particular, ya puedes cambiarte a estas empresas pequeñas.

      • Pero no esperes que las condiciones económicas sean mejores que en la tarifa regulada por el gobierno (PVPC) y que solo te pueden ofrecer “las de siempre”. Aunque oigas ruido en las noticias de lo que sube la luz, sigue siendo más barata que en mercado libre. Compara bien antes de cambiar.

    • Te puedes cambiar libremente ahora mismo. Nadie te lo impide, yo hace años que estoy en una cooperativa y el precio es casi identico (pero la energia proviene de fuentes renovables)

  4. Menuda basura de “panfleto” habéis intentado colar por noticia.
    – Las condiciones SÍ son discriminatorias ya que solo afectan a estas dos empresas: Endesa y GNF. Les afectan porque son Comercializadoras de Referencia, ofrecen el Bono Social y la tarifa PVPC (no como el resto).
    – Colau no pide que se cumpla ninguna ley, aprovecha una ley para arremeter contra sus “enemigos”: la empresa privada.
    Invito al que ha escrito que deje la bilis en el tintero y se informe antes de publicar semejantes mamarrachadas,

    • ¿Puedes explicar por qué solo afectan a esas dos empresas? ¿No a Iberdrola, Viesgo etc…? Escribe el artículo del concurso en que se explicita eso…

  5. ja, ja, ja. ¿Cuánto te han pagado por el artículo chupatintas podemita? La Colau no se vende, pero renueva contratoto millonario con telefónica. La Cola quiere menos coches, pero asiste a la inaguración del centro de investigación de SEAT. La Colau pretende multar a Airbnb, pero claudica al no tener ningún poder sobre una empresa extranjera, que además ha recurrido y ganado el recurso. La Colau dijo que iba a montar su propia empresa de suministr eléctrico, pero dónde dije digo, digo Diego… Y ahora tiene que lavarse la cara frenteal personal.

    Demágoga estalinista-lerrouxista de propaganda goebbeliana dónde las haya. Y, además volverá a perder cualquier recurso que haga, cosa que sabe perfectamente.

  6. Colau es una demagoga populista de tomo y lomo. AHora su familia se ha omprado un piso en la Bonanova,la zona mas cara de Barcelona. Gobierna para los “manteros”, los “okupas”, ontra los que no ha hecho nada y se han inrementado en su desastroso mandato. Ha impedido 6.000 lugares de trebajo en Barcelona, negando el derecho a hacer hoteles privados. Luchar contra el paro no es ninguna prioridad para la Colau. Trabajar contra los poderosos no es ir con 21 desequito municipall una semana a Bogotà, i con 32 a otra semana a Quito. Es propio d’Evita Peron o de Cristina Fernandez, una dictadora mas,que solo obtuvo el 25% de los votos en 2015,y que los dosminuirà fuertemente el 2019. Una outsider sin estudios ni preparacion, anticatalana, y con relaciones espures con el CNI, Esta es la Colau.

    • Joder qué empanada tienes …¿no? Anticatalana, amiga de los okupas, del CNI.El piso de la Bonanova..¿en qué calle y número?
      Salut, Jordi.

  7. Bien por Colau plantando cara a las grandes empresas. Pero populista por su parte al exigir el cumplimiento de un convenio que no se ha firmado aún. Legalmente le tirarán el concurso atrás por eso. Luego en prensa solo sale la alegación de trato discriminatorio (que no se aguanta y es vergonzosa) pero no aparece la de que el. convenio no está firmado aún, que sí tiene base legal para prosperar.

  8. Parece que la cultura y el respeto no van con estos defensores de la “decencia”, derechones antidemócratas a los que lo único que parece provocarles placer, es ver como, mientras la inmensa mayoria de la gente lo pasa mal, los suyos, gente corrupta y miserable mangonea, en todos los ámbitos de la política, porque son exactamente igual que esa casta a la que defienden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 8 =