Se respetan desde lejos, pero no se tocan. Es la guerra fría de los proveedores de contenidos online, donde cada uno lucha por sí mismo y por obtener el mayor número de usuarios posible. Una guerra que podría estar a punto de tener fin entre los dos grandes servicios en España: Movistar+ y Netflix. Hace unas semanas Reed Hastings, CEO de Netflix, asistía a un evento interno de la operadora y Jose María Pallete, Presidente de Telefónica, abría la puerta a aliarse con servicios de vídeo bajo demanda y ser una “compañía colaborativa”.

Según fuentes del sector se está fraguando un acuerdo que podría hacerse público a mediados de febrero, aunque no entraría en vigor comercial hasta después del verano. Uno de los principales motivadores detrás de este acuerdo estaría en las cifras de Telefónica, que el pasado octubre perdió unos 6.800 usuarios. Esto, sumado a la subida de precios de los derechos de emisión la Liga de Fútbol Profesional estaría poniendo en una situación precaria a la empresa española.

¿Qué significa esto para el consumidor? La teoría dice que muchas ventajas. Después del acuerdo el usuario sólo tendría que estar suscrito a uno de los dos servicios para disfrutar del contenido de ambas plataformas; además Telefónica dejaría de poner la zancadilla a Netflix con la velocidad de internet, algo de lo que dependía el servicio norteamericano para poder ofrecer sus servicios (especialmente en contenido de alta calidad).

El futuro de estas compañías varía rápidamente, y todas las compañías quieren su parte y suponen una amenaza unas para las otras. Hace unos meses Disney anunciaba su intención de crear su propia plataforma de streaming, retirando así sus películas de Netflix. Apple ha anunciado también que va a modernizar su servicio disponible ahora en la Apple Store. Y la lista sigue y es interminable: Hulu, HBO, Amazon… Siempre en detrimento del usuario, que tiene que estar abonado a diferentes plataformas para poder acceder a los contenidos exclusivos de cada uno. El acuerdo de Movistar+ y Netflix, de producirse realmente, resolvería este problema de un plumazo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =