El Defensor del Paciente, tras recibir el caso de la familia de la afectada, ha recurrido a la Fiscalía de Salamanca para denunciar el caso de la paciente con cáncer que se encuentra en lista de espera en el Hospital Clínico de la ciudad charra desde hace seis meses, según publicó ayer la Crónica de Salamanca.

La paciente y su familia viven con angustia una situación que no acaba de resolverse, a pesar de que llevan meses solicitando la intervención que se encuentra en lista de espera.

Han recurrido al defensor del Paciente y esta organización, a su vez, al fiscal jefe de Salamanca “porque  es un  presunto delito contra la vida de la paciente que nos escribe diagnosticada de cáncer y en lista de espera.

El Defensor del Paciente explica que “No solo ha pasado por las listas de espera hasta el diagnóstico, sino que la espera se  eleva ya a seis meses después del diagnóstico, un peligro para su vida  y una falta de oportunidad de pelear con su enfermedad”.

En enero de este año, la médico de familia accedió “a regañadientes” a que la paciente, de 49 años, que llevaba dos meses sangrando y después de detectar sangre en heces, en una segunda consulta, con su tiempo de retraso correspondiente, a prescribirle una colonoscopia.

A finales de marzo, es decir con dos meses de espera, la colonoscopia confirma un pólipo con mal pronóstico y le dicen que no pueden quitárselo del todo.

En abril tuvo la consulta con la médico digestivo que confirmó, tras el análisis oncológico correspondiente del pólipo extraído en la colonoscopia, el diagnóstico de cáncer de colon, publica la Crónica de Salamanca.

En mayo, y dado que pasaba el tiempo y el Hospital Clínico de Salamanca no la llamaba para hacerse el TAC oncológico, “decidimos que se lo hacía por lo privado, pagando un dinero del que no dispone”. Le confirmaron que tenía que operarse.

A fecha 16 de junio todavía no la habían llamado para la intervención quirúrgica “y siempre que preguntamos dicen que ya está en programación y que la llamarán pronto”, señala angustiada la hermana de la paciente.

Ahora no les ha quedado otra salida que recurrir al fiscal jefe salmantino por considerar que “es un  presunto delito contra la vida de la paciente y de dejación de funciones negando la atención que necesita la  paciente con una patología grave”.

“No acudimos a usted por capricho, ya se ha realizado una reclamación que ha sido infructuosa,  con un abandono a la ayuda requerida que no nos ha dejado otra opción que esta”, prosigue el Defensor del Paciente en su escrito al fiscal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × uno =